Se lanza a un lago para huir de un enjambre de abejas y muere tras ser atacado por unas pirañas

17

Insectos tan pequeños que nos encontramos a menudo en nuestro día a día como las abejas pueden ser muy peligrosos dependiendo de en qué zona del cuerpo piquen, incluso pueden llegar a ser letales si un enjambre entero de abejas ataca conjuntamente. 

Aunque los apicultores experimentados aseguran que los ataques de enjambres son muy raros y poco frecuentes, pueden suceder si la colonia de abejas se ha manipulado o atacado previamente, por eso es mejor no acercarse demasiado. Esto mismo les pasó a un grupo de jóvenes que pescaba en un lago en el sureste de Brasil cuando de repente se vieron sorprendidos por un enjambre de abejas que se dirigían hacia ellos para atacarlos.

Los tres amigos, presos del pánico por el ataque de las abejas, se lanzaron al lago para huir de ellas. Una decisión rápida y poco acertada, teniendo en cuenta que estas zonas de Brasil pueden albergar todo tipo de animales peligrosos en sus lagos, entre ellos las pirañas.

Dos de ellos consiguieron nadar hasta la otra orilla deshaciéndose así de la persecución de las abejas, sin embargo, el tercero no tuvo la misma suerte. Antes de llegar a tierra, el otro pescador fue atacado por una manada de peces carnívoros que “le desfiguraron la cara y parte del cuerpo”, según explica el organismo de rescate de la zona.

Los ríos de aguas templadas y cálidas de Sudamérica están llenos de peces carnívoros que se limitan a lanzar bocados con sus afilados dientes a todo aquel que esté a su alcance. Por lo que nunca es una buena idea bañarse en aguas donde podría haber pirañas, aunque sea para huir del ataque de un enjambre de abejas.

Las pirañas pueden despedazar a un humano en cuestión de minutos, o desfigurarle el cuerpo entero, como ha sido el caso del pescador en Brasil. Sus dientes son afilados y puntiagudos por lo que pueden hacer una punción rápida y un corte incisivo.

Comentarios
Compartir