Producción de gas récord pero sin industrialización

En Punta Arenas la empresa Methanex tiene montada una planta petroquimica donde industrializa el gas fueguino, le da valor agregado, exportando al mundo metanol. El gas fueguino genera en Magallanes miles de empleos, mientras los fueguinos seguimos con la ñata contra el vidrio, viendo como el futuro de nuestros hijos se va por una cañería

7

Hace unas semanas la petrolera francesa Total anunció que durante el mes de junio pasado, alcanzaron la producción de 22,8 millones de metros cúbicos (m3) por día, en los yacimientos offshore de la Cuenca Austral al norte de la provincia de Tierra del Fuego.

Aquí nomás, a unos kilómetros en Punta Arenas la empresa Methanex tiene montada una fabulosa planta petroquímica en Cabo Negro, donde industrializa el gas de la cuenca austral fueguina, dándole valor agregado, exportando al mundo metanol, generando miles de empleos para los magallanicos. Mientras tanto, los fueguinos seguimos con la ñata contra el vidrio, viendo como el futuro de nuestros hijos se va por una cañería, llamado gasoducto.

22,8 millones de metros cúbicos de gas fueguino que se van por un caño todos los días, los 365 días del año, a cambio de un fondo fiduciario que ha servido para ejecutar obras públicas que solo tienen valor para una campaña, y ninguno desde la visión estratégica en Tierra del Fuego.

Ni al gobierno de Mauricio Macri, ni al de Cristina Fernández de Kirchner en su momento, le interesó construir un complejo portuario en la zona norte de la isla, ni el complejo petroquímico para industrializar el gas fueguino, es la pura verdad. Aquí lo único que ha sido importante para la dirigencia política, seguir mandando el gas por un caño para recibir migajas de las petroleras, los negocios para los amigos, los sobreprecios, y la cartelización de la obra pública.

Mientras la dirigencia política y sindical, el comercio y el empresariado local, sigue corriendo detrás de la zanahoria de los negocios del grupo Newsan de Ruben Cherñajovsky y AFARTE, miles de hectáreas de tierra robadas a punta de rifle a sus verdaderos dueños, hoy en manos de tres sociedades cuyos accionistas ni siquiera viven en Tierra del fuego, no producen una sola planta de lechuga o una papa; el gas se va por una cañería dejando solos las migajas de las regalías hidrocarburiferas, y el atlántico sur con sus recursos íticolas en manos del enemigo.

Fuente: elfueguino.com.ar

Comentarios
Compartir