México prepararía obras complementarias al Tren Maya

Alistan ocho construcciones en este estado del sureste de México de los cuales cinco serán federales y tres estatales

7

El Gobierno de México prepara una serie de proyectos de infraestructura y movilidad en el estado de Quintana Roo por un monto de 37,492 millones de pesos (USD 1,903 millones) como complemento al diseño del Tren Maya.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y la Agencia de Proyectos Estratégicos de Quintana Roo (Agepro) alistan ocho obras en este estado del sureste de México de los cuales cinco serán federales y tres estatales.

El primero es un sistema de transporte masivo proyectado como una red de movilidad complementaria al Tren Maya que cruzará zonas urbanas, populares y turísticas de Cancún para terminar en el Aeropuerto Internacional de este centro turístico del Caribe.

De acuerdo con las dependencias, serán dos líneas de transporte: una turística de 41,5 kilómetros, que costará 29.050 millones de pesos (USD 1.475 millones), y otra urbana, de 19,8 kilómetros con un costo de 3.838 millones de pesos (USD 194,9 millones de dólares).

“Una vez que entre en operación el Tren Maya, va a cambiar los patrones de viaje dentro de la mancha urbana. Para eso es el proyecto”, expuso este lunes la coordinadora general de proyectos de la Agepro, Esma Socorro Regalado Luna, en conferencia en Cancún.

El segundo proyecto es el Parque de la Equidad que “articulará al norte con el sur de la ciudad y que requiere de una inversión de 2.700 millones de pesos (USD 137 millones)”.

Otra gran obra será la ampliación y mantenimiento de la carretera federal de Bacalar a Tulum para el que se necesita una inversión de 1.800 millones de pesos (USD 91,4 millones).

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que existen sitios arqueológicos en el sureste del país poco explorados y raramente visitados.

Por lo que de mejorar la conectividad terrestre estima el mandatario, aumentaría el flujo de turistas y detonaría actividades económicas en sus alrededores.

Por ello López Obrador ha propuesto que el Tren Maya tenga cinco estaciones cerca del mismo número de sitios arqueológicos: Calakmul, Cobá, Tulum, Chichén Itzá y Xpujil.

“Las obras van a beneficiar al turismo en general, a los usuarios del Tren Maya y a los usuarios tradicionales también, que usan las vías para transportar mercancías”, dijo a Efe Francisco Gómez Orozco, delegado de la SCT en Quintana Roo.

La SCT comenzó en febrero la entrega de contratos, el más cuantioso por 50,9 millones de pesos (2,5 millones de dólares) para reconstruir 50 kilómetros del camino a la Zona Arqueológica de Tulum, municipio que tendrá una estación del Tren Maya.

Otro se entregó para la reconstrucción del camino de 38 kilómetros que conecta Bacalar con Chetumal, donde habrán dos estaciones ferroviarias más, por un monto de 17,2 millones de pesos (USD 860.000 mil).

La SCT otorgó un contrato por 23,7 millones de pesos (1,1 millones de dólares) para reconstruir el camino Bacalar-Río Verde y otro por un monto de 1,8 millones de pesos (USD 92.000 mil) para rehabilitar 3,9 kilómetros de camino a la zona arqueológica de Cobá.

En total, la inversión del Gobierno de México y el del estado de Quintana Roo en obras de movilidad e infraestructura complementarías al Tren Maya es del orden de los 37.492 millones de pesos (USD 1.874 millones).

El Tren Maya es uno de los megaproyectos millonarios que contempla el nuevo gobierno durante su sexenio y que ayudará al desarrollo del sur de México.

Recalco que más de la mitad de su trayecto es la antigua vial del tren del sureste, desde Palenque hasta Valladolid, por lo que no hay justificación para buscar detener el proyecto, como lo han hecho con el aeropuerto de Santa Lucía en el Estado de México.

Agregó que en el periodo neoliberal se quedaron con las vías del norte y centro del país, no les interesó el Istmo ni el sureste, con la contradicción que es en esta zona donde se encuentran los recursos naturales.

Comentarios
Compartir