Malvinas: Nuevo capítulo de la entrega de soberanía por parte de Cambiemos

18

Las memorias del vicecanciller Alan Duncan cuentan que el británico obtuvo luz verde del gobierno de Macri para anunciar la no-pesca en las Islas. Argentina, históricamente, no reconoció ni la pesca ni, por lo tanto, la no-pesca.

Dicen que Alan Duncan se llevaba muy mal con Boris Johnson. Vicecanciller británico y autor del explosivo libro de memorias In the thick of it, acusó al primer ministro de tener “ideas descabelladas” en otro episodio sobre las polémicas relaciones con el gobierno argentino de Mauricio Macri. El contexto es 2018. El tema, nuevamente Malvinas. Boris Johnson buscaba agradar a los ambientalistas, según Duncan. E impulsaba un acuerdo de “no-pesca” en las Islas Sandwich del Sur que podía generar un nuevo punto de disputa con el país. Argentina, históricamente, no reconoció ni la pesca ni, por lo tanto, la no-pesca en el entorno Malvinas porque cualquier actividad británica implica admitir soberanía. Boris Johnson creía que con Macri las cosas serían distintas. Duncan no estaba seguro, lo maltró por eso, pero Johnson tal vez obtuvo luz verde del gobierno argentino: se mostró decidido a anunciar la no-pesca dos semanas después de ver a Macri en Buenos Aires.

La revelación salió publicada nuevamente en Declassified UK. Según dice, el 11 de enero de 2018,  Duncan escribió: “Boris tiene la descabellada idea de declarar las aguas que rodean las Islas Sandwich del Sur como zona de no pesca”. Y agregó: “Cualquier cambio en su administración actual supondría un riesgo de reafirmación de las reclamaciones de soberanía argentinas”. El 29 de enero escribió más: “Una mesa redonda sobre las Islas Sandwich del Sur, y la cuestión de la pesca, en la Sala Entente Cordiale con Boris. Fue muy vergonzoso. Se tiró un farol y fanfarroneó sin saber nada de los detalles”. Según Duncan, Johnson quería ganar puntos con los grupos ecologistas. “El problema es que le gusta caer bien”, espetó. Dos días más tarde, insistió: “Boris se está volviendo loco con lo de ‘no pescar’ en el Atlántico Sur. Tuvimos un serio enfrentamiento, y le dije que se arriesgaba a destruir una política delicada, que ignoraba todos los consejos científicos, y que se arriesgaba a una nueva escaramuza de soberanía con Argentina”.

En mayo de 2018, Johnson viajó a la Argentina por tres días. Primera visita de un primer ministro británico en 25 años. La BBC dijo: “El señor Johnson buscará aprovechar la mejora de las relaciones con Buenos Aires desde que el presidente Mauricio Macri llegó al poder en 2015”. Y: “El Sr. Macri ha hablado de levantar las restricciones sobre el petróleo, la pesca y la navegación en torno a las Islas Malvinas a medida que las tensiones disminuyan”. La visita incluyó encuentro de Johnson y Macri en Casa Rosada. Ambos gobiernos firmaron un acuerdo en línea con el pacto de 2016, aquel negociado entre copas y borrachos, relevado en la edición de la misma publicación semanas atrás. No está claro si hablaron de la no-pesca con Macri. Pero dos semanas después del viaje, Duncan escribió: “Bojo está decidido a hacer el anuncio de no-pescar”.

La sola idea de ese anuncio es, para expertos en diplomacia, una señal de que Macri dio luz verde a la propuesta. Embajadora de Argentina en el Reino Unido de 2012 a 2015, Alicia Castro así lo dijo a Declassified: “La política del gobierno de Macri fue entregar la soberanía de las Malvinas y de todo el Atlántico Sur a los británicos. Me queda claro que Macri le dio luz verde a Johnson para prohibir la pesca en aguas argentinas. ¿Cómo si no iba a considerar legítimo anunciar una idea tan descabellada dos semanas después de reunirse con su nuevo aliado?”

Comentarios
Compartir