El ajuste de Bertone llego al OSEF: Suspenden prestaciones en los hospitales Británico e Italiano

La presidenta de la Obra Social del Estado Fueguino (OSEF), Liliana Margarita Conti, confirmó que se han suspendido -salvo para casos oncológicos, trasplantes y determinadas excepciones- las prestaciones para afiliados con los hospitales Británico e Italiano de Buenos Aires. En lugar, las atenciones menos complejas serán atendidas por los sanatorios Güemes y Naval. “Todos los casos son analizados médicamente”, afirmó.

156

La presidenta de la Obra Social del Estado Fueguino (OSEF), Liliana Margarita Conti, confirmó que se han suspendido -salvo para casos oncológicos, trasplantes y determinadas excepciones- las prestaciones para afiliados con los hospitales Británico e Italiano de Buenos Aires.
La funcionaria señaló que “el 70% de los costos de la salud se apoyan en el valor dólar, estamos en un momento donde todos los prestadores piden aumento, porque les corresponde, ya que todos sus insumos son en valor dólar, los arreglos de la tecnología médica también”.
Sin embargo, aclaró que en este contexto “lo que nosotros tenemos que hacer es priorizar nuestros prestadores de Tierra del Fuego, porque los tenemos que sostener, que sigan trabajando y cada día más con más especialidades”.
“Para priorizar a ellos, el primer aumento se los tenemos que dar a ellos, el Hospital Italiano y el Hospital Británico a lo largo de este año han aumentado un montón de veces y no les podés decir que no, porque sino tenés corte de servicio”, agregó.
Conti sostuvo, en este orden, que “como una cuestión provisoria porque o le digo que no al aumento o me cortan el servicio o perdemos a estos hospitales, provisoriamente, tomamos a todos los tratamientos de altísima complejidad y también a gente que esté en tratamiento, y seguimos con esto hasta ver qué pasa en este país”.
“Nosotros tenemos que prever medicación para una niña que está en el orden de los 4 millones de pesos por mes, nosotros hoy pedimos presupuestos por medicamentos y no nos cotizan, y si nos cotizan una prótesis que hace un mes y medio costaba 300 mil pesos, hoy nos cotizan a 950 mil pesos; no hay precios, no hay valor”, indicó.
En lugar del Italiano y el Británico las atenciones menos complejas serán atendidas por los sanatorios Güemes y Naval. “La diferencia de costos para la provincia ronda el 45%, y además son dos instituciones serias”.
Conti afirmó que “se hace muy difícil a veces cambiar esta idiosincrasia de los que creen que el Italiano es el mejor, pero no, el Italiano es excelente pero no es el mejor, es igual a muchas instituciones que hay en Buenos Aires”.
Respecto a los tratamientos que no son oncológicos o trasplantes, la funcionaria, sin embargo, aclaró que “todos los casos pueden ser analizados y puede haber procesos de excepción que se tienen que manejar puramente desde el lugar médico”.
La titular de la obra social aseguró, además, que no es una situación exclusiva de Tierra del Fuego. “Yo hablo con presidentes de otras obras sociales provinciales y muchas están en situaciones mucho peores con servicios cortados”, sostuvo.
“Entre esta idiosincrasia creada de que hay que ir al Italiano, más la presión que mucha gente hace sobre los médicos para que lo deriven al Italiano, mucha gente que no entiende algunas situaciones y hacen algunos abusos, en este momento es cuando más tenemos que dejarnos tiempo para el análisis médico, no el análisis económico, esto fue lo que se habló con los profesionales médicos de la obra social” remarcó y aseguró que “cuando alguien viene a pedir una excepción lo que se hace es un profundo análisis médico”.
“Entendemos que hay situaciones particulares y las vamos a evaluar, pero por otro lado también tenemos que cuidar la obra social que es de los afiliados; también sería cómodo para mí dar un aumento que posiblemente sea muy poco lo que nos toca pagar en este año y en esta gestión, pero el año que viene lo va a tener que pagar la gestión que viene”, indicó, asegurando que “estoy trabajando con la mayor conciencia que puede haber para sostenerle la obra social a los afiliados porque este no es un problema ni de Bertone ni de Melella, es un problema de salud del país”.

Comentarios
Compartir