CNV: Un día después del acto, Kicillof le arruina a Scioli su anuncio de inversiones

56

Axel Kicillof le arruinó a Daniel Scioli su rimbombante anuncio sobre inversiones, tan sólo un día después de que el candidato presidencial por el kirchnerismo se comprometiera a traer por esa vía 30 mil millones de dólares por año durante su eventual mandato.

La promesa fue el plato fuerte de su plataforma para alcanzar el «desarrollo» que presentó ayer en el teatro Ópera, frente a un nutrido grupo de gobernadores y la crema y nata del peronismo.

Pero el entusiamo que quiso transmitir el sciolismo por el futuro d ela economía se esfumó rápido. Hoy se conoció una disposición de la Comisión Nacional de Valores (CNV) que obliga a los fondos comunes de inversión a valuar sus títulos públicos al tipo de cambio oficial y no al precio del “contado con liquidación” (hasta ayer en torno a los $14), lo que hizo desplomar el precio de los bonos, las acciones que cotizan en la bolsa porteña y disparó el blue.

Lo más grave es que la compulsiva decisión agigantó en el mercado las dudas sobre cual será el verdadero rumbo de política económica de un gobierno, eventualmente a cargo de Scioli.

Desde que Alejandro Vanoli reemplazó a Juan Carlos Fábrega en el Banco Central, la CNV pasó a ser controlada por Cristian Girard, un economista del riñón más puro de Kicillof, que antes se desempeñaba en el Ministerio de Economía como director de empresas con participación del Estado.

El organismo se despachó esta mañana con esta resolución, que en concreto destruyó valor de todos los ahorristas e inversores que confiaron en los títulos públicos del país. La norma establece un nuevo criterio por el cual «los títulos nominados y pagaderos en moneda extranjera deberán ser valuados tomando su cotización en dólares y traduciéndola a pesos según el tipo de cambio del Banco de la Nación Argentina para transferencias financieras».

Es decir que el valor es esos titular que se estimaba tomando el «contado con liqui» que rondaba los 14 pesos, pasó por obra y gracia de la voluntad del Palacio de Hacienda a los 9 pesos.

«Con el objetivo de reducir la exposición a altos niveles de volatilidad por parte de las carteras administradas por los Fondos Comunes de Inversión, la CNV establece que todos los títulos valores que se negocien en los mercados extranjeros o los subyacentes de los activos que estén constituidos por valores negociables que se negocien en el exterior, deberán ser cotizados en la misma moneda en que hayan sido emitidos», indicó el organismo en un comunicado de prensa.

Como era previsible, la compulsiva decisión pegó de inmediato en el dólar blue que escaló a los 16 pesos. Es más, fuentes del mercado anticiparon a LPO, que probablemente los tenedores de títulos empiecen a liquidar sus activos y se pasen al blue.

La medida tuvo además un impacto político nítido, casi como si hubiera sido deliberado. Destrozó el intento de Scioli por mostrar una cara más amigable a los inversores, que interpretaron esta disposición como una pésima señal para la futura administración de la economía, en caso de que el ex motonauta llegue a la Casa Rosada.

Se tomó además la decisión el mismo día que la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, afirmara que una eventual presidencia a cargo de Scioli debería limitarse a un mandato, como «transición», hasta que Cristina Kirchner regrese al poder.

Kicillof estuvo ayer en el acto del Teatro Ópera y aplaudió a Scioli cuando habló de fijar el tipo de cambio por medio del Banco Central, con una “flotación administrada”. El gran interrogante es que margen de acción real tendrá Scioli para definir su política económica, ante la evidente postura del actual ministro de mostrarse como el «garante» de la continuidad de las actuales políticas.

Comentarios