Cinco razones para escaparse en pareja a Aruba

La isla caribeña es un destino ideal para planificar unas vacaciones o una luna de miel inolvidable. Actividades, sabores y recorridos para disfrutar de a dos

87

-Playas secretas y tranquilas. La pequeña isla de Aruba sólo tiene 180 km2 de superficie, pero en todas sus costas, bañadas por las aguas transparentes del Mar Caribe, abundan en opciones de playas escondidas entre rocas y pequeñas bahías aisladas de los principales focos turísticos, ideales para pasar días tranquilos de relax y desconexión, fuera del caos de la ciudad y del cinturón de huracanes de la zona.

Boca Catalina es una de estas playas, ubicada en el extremo norte de la isla y escondida en una pequeña boca natural formada por rocas. Los conocedores afirman que esto la hace uno de los mejores lugares para nadar plácidamente.

En la isla abundan opciones para disfrutar de la arena blanca y el agua cristalina.

En la isla abundan opciones para disfrutar de la arena blanca y el agua cristalina.

La playa de Savaneta, en el sur de Aruba, es otro punto especial para un día romántico de playa, frecuentada principalmente por los amables pescadores lugareños y con finas arenas blancas.

-El increíble Parque Nacional Arikok. La periodista Rosalie Klein, que vive hace casi 40 años en Aruba, escribió una guía del país que destaca algunos de sus puntos más increíbles: entre ellos este parque nacional que cubre el 20% de la superficie del país isleño.

La autora recomienda visitar la pileta natural llamada «Conchi», una hermosa y llamativa formación rocosa en el norte de la isla. Además, Klein propone la posibilidad de alquilar una 4×4 y recorrer los caminos de este parque nacional para dejarse maravillar en pareja por sus formaciones de lava, profundas cavernas (como las cuevas Guadirikiri y Fontein, que tienen pictogramas dejados por los Arahuacos), miradores y los nidos de gigantescas tortugas marinas y bandadas de flamencos.

La cueva Fontein cuenta con pictografías de los indios Arawak o Arahuacos.

La cueva Fontein cuenta con pictografías de los indios Arawak o Arahuacos.

-Cenas románticas. Casi todos los hoteles de la isla, tanto las grandes cadenas como las cabañas rústicas y auténticas, cuentan con la posibilidad de armar mesas para dos en la playa a la hora del atardecer, adornadas con antorchas y con un camarero individual para cada servicio. Esta postal es una de las imágenes más clásicas de Aruba y una de las razones por las que tantas parejas eligen año a año a «La Isla Feliz» para relajarse, como lugar de luna de miel o para celebrar sus aniversarios.

Por su parte Oranjestad, la capital del país, también tiene distintas opciones, tanto gourmet como tradicionales, entre las que se destacan platos clásicos bami goreng y nasi goreng. Klein propone cenas y almuerzos románticas en lugares clásicos como Pinchos Grill & Bar, ubicado en un muelle sobre el agua o L.G Smith’s Steak and Chop House, donde predomina una opción de alta cocina como para compartir una velada especial.

Uno de los platos de L.G Smith Steak (Web L.G Smith)

Uno de los platos de L.G Smith Steak (Web L.G Smith)

-Actividades en el agua. Claro, las aguas y playas de Aruba son su principal atracción: un verdadero paraíso caribeño donde se pueden practicar todos los deportes acuáticos imaginables. Escuelas de surf, buceo, navegación en veleros, kayaking, kitesurfing y también opciones más modernas y zen como Stand Up Yoga Paddle Board: que consiste en la práctica del Yoga en tablas especiales de SUP, aprovechando la increíble calma de los mares arubeños.

Sin embargo, la pristina claridad de las aguas de aruba hacen que el snorkeling sea una de las actividades preferidas de los visitantes. En sus aguas poco profundas se puede nadar entre peces multicolores y hasta tortugas marinas, además de explorar antiguos barcos hundidos con tan solo unas patas de rana, un snorkel y unas buenas antiparras.

Aruba: un paraíso para los deportes y actividades acuáticas.

Aruba: un paraíso para los deportes y actividades acuáticas.

-Una historia fascinante. Pocos conocen la rica historia de estas islas antillanas que fueron parte, primero, del reino de España para luego pasar a manos holandesas. Hoy en día, la isla es autónoma pero se considera legalmente parte de la corona neerlandesa, por lo que todos sus habitantes cuentan con pasaportes de la Unión Europea.

Bucaneros, piratas, conquistas y reconquistas: todos estos siglos de historia dejaron su huella en distintos rincones de la isla, que puede conocerse en sus antiguos fuertes y museos.

Otra de las opciones es recorrer las aguas de Aruba en embarcaciones de época.

Otra de las opciones es recorrer las aguas de Aruba en embarcaciones de época.

El Fuerte Zoutman, por ejemplo, es una de las edificaciones más antiguas de la isla y aún cuenta con algunos de sus muros originales y cañones usados para defender la isla de los ataques de algunos de los más famosos piratas que azotaron el Caribe durante gran parte de los siglos XVII y XVIII.

Las parejas con interés por la cultura e historia también pueden visitar el Museo Arqueológico Nacional, que contiene más de 10.000 piezas de gran valor que datan desde la época precolombina, cuando allí habitaban los Arahuacos hasta la actualidad, pasando por la rica historia Colonial de Aruba.

La lista podría extenderse ¿pero hacen falta más razones para conocer Aruba?cualquiera puede disfrutar de sus encantos, pero un destino como este es especialmente llamativo para visitarse en compañía: ya sean futuros matrimonios, lunas de miel, bodas de plata u oro; todos volverán de este paraíso con postales inolvidables.

Comentarios
Compartir