En sólo 15 días, el Gobierno duplicó la cantidad de billetes de $1.000

8

La nueva máxima denominación de moneda nacional, lanzada el primero de diciembre pasado, se doblegó en volumen en la última quincena del año pasado.

La necesidad de más pesos por el cobro del medio aguinaldo y las fiestas de fin de año, llevó al Banco Central a imprimir en los últimos 15 días del 2017 el doble de unidades de los nuevos billetes de $1000.Si bien la cantidad en circulación era muy baja a principios de diciembre pasado, ya que la flamante denominación más alta que hoy tiene la Argentina se lanzó a la calle desde el primer día de ese mes, en la última quincena trepó 104% el volumen emitido.

Es decir, hasta el 15 de diciembre se registraba en poder de los bancos y el público 9,5 millones de unidades con la figura del hornero, pero desde esa fecha hasta fin de año pasado escaló la cifra hasta los 19,4 millones de billetes.También en la última quincena del 2017 creció 11% el volumen de papeles de $500 18% el número de ejemplares de $200, respecto a los preexistentes, como clara señal del BCRA para mitigar la mayor demanda de efectivo en esas fechas puntuales.

De acuerdo a información del Banco Central, la introducción del billete de$1000 permitirá “reducir el costo de transporteacarreo guarda de dinero, que es uno de los más importantes del sistema bancario argentino”.Cabe aclarar que el costo unitario de cada billete de $200 $500 es de aproximadamente $1,65, y el de $1.000 cuesta cerca de $1,90. En cambio, el costo de los de $100 es de $1,47 por unidad. En resumen, el costo/beneficio de imprimir papeles de mayor valor es notable.La cantidad de efectivo necesario, según el BCRA, para fin de año pasado implicaba la impresión de 300 millones de billetes de $200, 145 millones de $500 105 millones de $1.000, totalizando entonces 550 millones de papeles.

En cambio, si ese monto fuera suplido sólo mediante billetes de $100, se hubiesen requerido 2.375 millones de unidades.

Comentarios
Compartir