El Senado convirtió en ley la Reforma Tributaria y el Presupuesto 2018

La Cámara Alta dio luz verde a los dos proyectos que impulsó el Gobierno. En el primer caso la votación obtuvo 52 votos a favor, 16 en contra y una abstención. El Presupuesto obtuvo 54 votos a favor y 14 en contra

22

Tras un intenso debate, que comenzó en las primeras horas de la mañana, el Senado convirtió en ley la Reforma Tributaria y el Presupuesto 2018. En el primer caso la votación obtuvo 52 votos a favor, 16 en contra y una abstención. El Presupuesto obtuvo 54 votos a favor y 14 en contra.

Para el La Reforma Tributaria se prevé una disminución de ganancias para las empresas que reinviertan sus dividendos, grava la renta financiera y disminuye en forma gradual los aportes patronales, con el fin de poder disminuir la presión tributaria de manera gradual en un plazo de cinco años. Esta iniciativa obtuvo dictamen de mayoría la semana pasada.

Además, el Sanado votó el proyecto de presupuesto que establece casi 3 billones de pesos para el total de gastos, un crecimiento del PBI de 3,5%, déficit de 3,2% y una inflación promedio de 15,7%.

Los otros proyectos debatidos fueron la prórroga de la vigencia del denominado impuesto al cheque -que se extenderá hasta 2022 o hasta que se vote una nueva Ley de Copartipación-, Ganancias, Bienes Personales y Monotributo, a los que se suma la derogación del Fondo del Conurbano.

El presupuesto fija en casi 3 billones de pesos el total de gastos corrientes y de capital, mientras que los recursos del Estado se estiman en 2 billones 225 mil millones.

De esa diferencia surge la previsión de que el déficit fiscal será de 3,2%, un punto más bajo que el de este año y en línea con el objetivo del Gobierno de bajar un punto por año.

El cálculo del Gobierno en el proyecto es que los ingresos crecer n un 19% y el gasto primario, un 14,8%, mientras que el gasto de capital crecer  un 17,2%.

Proyecta además un crecimiento del 3,5% del PBI, una inflación promedio del 15,7% y un dólar a 19,3 pesos, al tiempo que prevé una expansión del consumo privado del 3,3% y una aceleración de la inversión del orden del 12%, llevando al ratio de inversión sobre el PBI al 17,1%.

Se prevé que en 2018 el gasto total en infraestructura pública será  de 435 mil millones de pesos, lo que representa un 3,5% del PBI y se incluyen 61 proyectos de obras bajo el régimen de Participación Público Privada (PPP), por un total de 30 mil millones de dólares de inversión.

Según indicó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, durante su exposición ante la Comisión de Presupuesto el último martes, el gasto social ocupar  el 76% del gasto primario, superando la participación de esas erogaciones en el Presupuesto de este año.

De acuerdo al proyecto, se destinarán a las Prestaciones Sociales 1.561.817 millones de pesos, un 22,1% superior a lo erogado en 2017.

Durante el debate, algunos de los senadores de la oposición consideraron que el Presupuesto 2018 que “desajustado” porque “no tiene en cuenta las reformas tributaria y previsional”, que formaron parte del paquete de leyes económicas.

En el inicio del debate, Esteban Bullrich fue el senador de Cambiemos elegido como miembro informante para defender la llamada ley de leyes, con un discurso en el que expuso pocos números y eligió centrar en conceptos políticos.

“Nuestra visión debe enmarcarse sobre los ejes que se ha fijado el gobierno nacional, terminar con la pobreza, derrotar al narcotráfico y unir a los argentinos”, recalcó el senador, y afirmó que “la pobreza es la peor vulneración de los derechos humanos”.

En representación del kirchnerismo, la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti lo secundó en el uso de la palabra y dijo estar “sorprendida” por lo que calificó como “un discurso que pareció un conglomerado de frases inconexas”.

La senadora del bloque del Frente para la Victoria que integra el bloque de la ex presidenta Cristina Kichner, acusó al Gobierno de “representar los intereses de las grandes corporaciones”, y calificó el debate de las leyes económicas “como una maratón de ajuste falsa y mentirosa”.

Fernández Sagasti adelantó que su bloque de ocho senadores firmaría un dictamen de minoría, mientras que su par María de los Angeles Sacnun, con quien compartió el uso de la palabra, refutó los dichos de Bullrich al sostener que las políticas oficiales “vulneran” los derechos humanos “en lugar de atenderlos”.

En el inicio de la discusión del Presupuesto, el senador por el peronismo federal Adolfo Rodríguez Saá protestó por el hecho de que los proyectos como el del pacto fiscal firmado con los gobernadores no haya sido girado a comisiones como la suya de Coparticipación Federal, y también criticó el “tratamiento exprés” que, según afirmó, impulsaría el Poder Ejecutivo.

Comentarios