Macri en Davos se reunio con Angela Merkel y Bill Gates

El presidente dialogó con la líder alemana y con el fundador de Microsoft. La intimidad de ambos encuentros

12

Mauricio Macri sonreía sin poder creer lo que veía: en el lobby de la Casa Argentina en Davos, rodeado de empresarios nacionales, ministros y agentes de seguridad, se encontraron Angela Merkel y Bill Gates, dos protagonistas fulgurantes del Foro Económico Mundial. La líder alemana llegó primero y se reunió con el jefe de Estado argentino durante 20 minutos; a continuación ingresó el fundador de Microsoft, que estuvo un rato afuera de la Casa Argentina protegido por dos custodios.

El Presidente hace una apuesta al cruce de relaciones exteriores e inversiones extranjeras, y su encuentro sucesivo con la canciller alemana y el ícono de la tecnología exhiben su intención de profundizar esa estrategia política.

Macri y Merkel hablaron sobre el G20, el acuerdo entre Mercosur y la Unión Europea (UE) y la posibilidad de la Argentina de ingresar en la OCDE. El presidente argentino y la canciller alemana se conocen hace años, cuando el mandatario soñaba con ser jefe de gobierno porteño y ella iniciaba su impresionante carrera en la política europea.


Macri y Merkel están preocupados por la posición de Emmanuel Macron respecto del acuerdo Mercosur-UE. El presidente francés es una traba y aún no hubo posibilidad de atenuar sus exigencias geopolíticas. Merkel le preguntó a Macri si ya se había encontrado con Macron, y el Presidente le contestó que tiene una cumbre prevista en París. En esa reunión, el mandatario argentino apuesta a lograr un avance importante, aunque desconfía de las verdaderas intenciones políticas del líder francés.

Cuando terminó el encuentro, Macri y Merkel bajaron hasta el lobby de la Casa Argentina, adonde esperaba Gates. Los tres se saludaron y sonrieron distendidos. El presidente le pidió un minuto al súper empresario tecnológico y escoltó a Merkel hasta la salida de la Casa Argentina. Se saludaron en alemán y en inglés y Macri dio la vuelta para regresar a su encuentro con el gurú de la tecnología.

La reunión con el fundador de Microsoft se extendió por 30 minutos. Gates explicó las tareas de su fundación respecto de los programas de seguridad alimentaria y educación que se ejecutan en África. Macri puso a su disposición la experiencia argentina en la producción de alimentos y se comprometió a incluir ese tema dentro de la agenda del G20. Gates agradeció la iniciativa y se mostró dispuesto a trabajar en los grupos de asociaciones civiles que trabajan habitualmente en el G20.

Encuentro con Bill Gates en Davos

A post shared by Mauricio Macri (@mauriciomacri) on

Antes de que la reunión concluyera, Macri y Gates hablaron sobre la educación, la tecnología y el trabajo en el siglo XXI. El referente tech hizo hincapié en la formación de los docentes como clave de la modernidad, una opinión que fue compartida por Horacio Rodríguez Larreta. El jefe de gobierno porteño participó del encuentro y le contó a Gates sobre su intención de crear una universidad de maestros, iniciativa que ha provocado fuertes resistencias entre los docentes de la ciudad de Buenos Aires.

Minutos después, Macri acompañó a Gates hasta la salida de la Casa Argentina y regresó a su despacho del primer piso. En la planta baja, aún impactados por el encuentro casual entre Merkel y Gates, los empresarios Marcelo Mindlin y Eduardo Elsztain, el ministro Francisco Cabrera y el gobernador Gustavo Bordet picaban las delicias nacionales cocinadas por la chef argentina Romina Pesolano. Las mollejas de cordero apanadas en panko con salsa de Malbec fueron un éxito.

Comentarios
Compartir