Las historias de superación detrás de los deportistas argentinos paralímpicos

75

Los Juegos Paralímpicos de Río de Janerio albergan a 85 representantes argentinos, que emocionan por su esfuerzo. Bettina Bulgheroni conoció los desafíos que debieron superar con su Puente de Esperanza

Son los otros Juegos Olímpicos. O una continuación de los que ya terminaron. Aunque con marcadas diferencias. Los Juegos Paralímpicos de Río 2016 completa el espíritu del olimpismo, lo termina con la inclusión de los otros deportistas, los que revalorizan la condición de superación humana. El sentido de superación de los atletas paralímpicos vale tanto por una medalla como por la competición misma.

Las historias de Karina Loyola, Cristina Otero y Daniela Giménez son relatos comunes a las otras 82 vivencias personales de los deportistas argentinos que compiten en 15 de las 23 disciplinas adaptadas. La delegación para Río es récord para el país y extiende la influencia nacional del paralimpismo desde la primera cita en Roma 1960.

La cita mundial máxima para deportistas con impedimentos físicos e intelectuales goza de buena salud: estadios llenos, récords batidos en muchas competencias. Argentina hasta el momento ocupa el puesto 44 del medallero -que lidera China, secundado por Gran Bretaña y Ucrania- gracias al oro de Yanina Martínez (categoría 100 metros femenino T36), a la plata de Hernán Urra (lanzamiento de bala masculino F35) y los bronces de Hernán Barreto (100 y 200 metros masculinos T35).

Karina Loyola, quien padece acondroplasia, finalizó novena en lanzamiento de bala

Karina Loyola, quien padece acondroplasia, finalizó novena en lanzamiento de bala Karina Loyola, quien padece acondroplasia, finalizó novena en lanzamiento de bala
Karina Loyola, de 26 años, finalizó novena en lanzamiento de bala F41 con un registro de 6,17 metros, lejos de superar su mejor marca de 6,91 metros. Hoy jueves competirá en la disciplina lanzamiento de disco. La joven, que padece acondroplasia, un trastorno genético que provoca baja talla, realiza desde 2014 un entrenamiento intensivo que derivó en su participación en la máxima competencia mundial en atletismo.

Cristina Otero competirá mañana viernes en la disciplina T1-2 de ciclismo adaptado en un recorrido de 21,6 kilómetros dentro del municipio de Elorrio. La deportista confesó cuáles fueron sus inicios en la competición paralímpica: “Toda mi familia es deportista. Un día estábamos en el circuito KDT y me preguntaron si me gustaba andar en bici. Les dije que sí, pero que tenía problemas de equilibrio y de coordinación y que me iba a costar. Decidí intentarlo y ahí empecé”. La ciclista empezó ahí pero ya ganó medalla plateada en los Juegos Parapanamericanos de Guadalajara 2011 y es bicampeona nacional en 2014 y 2015.

La deportista argentina posó desnuda para la revista de ESPN en Australia
La deportista argentina posó desnuda para la revista de ESPN en Australia La deportista argentina posó desnuda para la revista de ESPN en Australia
Daniela Giménez fue la primera argentina en competir en los Juegos Paralímpicos de Río. Con 24 años, con la amputación de su mano izquierda, participó en la carrera de cien metros pecho categoría SB 9, en una disciplina de brazo o pecho para atletas con limitaciones físicas. La deportista de Resistencia, Chaco, bajó nueve milésimas su marca clasificatoria y se ubicó en la séptima posición ganando un diploma olímpico. “Empecé a los cinco años y probé casi todos los deportes: hacía natación, gimnasia artística y yoga artístico, los tres a la vez. Lo que me llevó directo a la natación fue un grupo de amigos con los que organizábamos viajes y me comentaron que existían los Juegos Paralímpicos. Me acuerdo que en un torneo se me acercó una profesora de Santa Fe que trabajaba con la Selección y me invitó a participar”. Esos fueron los inicios de una aventura que la llevó a competir por el país en la máxima cita deportiva. Un ejemplo más de que los obstáculos se hicieron para superarlos.

Comentarios
Compartir