Máximo acelera la ley de Deportes, ansioso por manejar 4500 millones

43

Máximo acelera la ley de Deportes, ansioso por manejar 4500 millones

Máximo Kirchner está nervioso por tener cuanto antes sancionada la ley del Deporte, que le permitirá ubicar militantes en un nuevo organismo pero sin financiamiento específico, al menos hasta que su mamá le de alguna sorpresa antes de despedirse.

Se trata de dos leyes, aprobadas la semana pasada en Diputados y hoy en la Comisión de Presupuesto del Senado, sin presencia de la oposición ni debate alguno de los oficialistas.

La primera promueve una serie de cambios a la histórica ley del deporte y la otra crea un suplemento en la asignación universal por hijo y un Ente Nacional de Desarrollo Deportivo (Enaded), con directores que tendrán mandato por cuatro años.  

A través de su lugarteniente Mauricio Gómez Bull, autor de los proyectos, Máximo había pensado en un esquema de financiamiento directo a través del precio de venta de cigarrillos, vinos y bebidas gaseosas y energizantes.

Había estimado una recaudación de 4500 millones de pesos y según la oposición sólo 800 serían destinados a un suplemento a la asignación por hijo. El resto era caja pura.

Pero los diputados kirchneristas estallaron por considerar que sería otro golpe a las economías regionales. Y Gómez Bull no tuvo más remedio que excluir ese artículo y dejar el financiamiento como una tarea del Poder Ejecutivo.

El hijo de Cristina necesita que la ley sea sancionada cuanto antes para que su mamá corrija el cambio de diputados en la reglamentación.

Por eso buscarán que el proyecto sea aprobado rápido en la Comisión de Deportes y llegue al recinto antes de diciembre.

A Daniel Scioli no le agradaría mucho la creación de la Enaded, cuyas funciones no serían muy distintas a las de la Secretaría de Deportes.

Muchos le atribuyen a una gestión suya la maniobra de Roberto Feletti para excluir el sistema de financiamiento en la Comisión de Presupuesto. En La Cámpora le declararon la guerra. 

Comentarios
Compartir