La fiesta interminable de Bertone: Creo 508 puestos políticos que cuestan 500 millones por mes

La gobernadora de Tierra del Fuego bate todos los récords. En sólo tres años y medio declaró a Juan José Aranguren ciudadano ilustre de la provincia; fue alternativamente sciolista, macrista, massista, urtubeyista, lavaganista, y ahora de vuelta kirchnerista; tomó una deuda de u$s 200 millones al 9% y la prestó al 3,5%; entregó 10.000 hectáreas a una amiga del dictador paraguayo Lino Oviedo; y creó 508 cargos públicos. En sus primeros tres años de gobierno, a razón de uno cada dos días. Además los cargos políticos se llevan gran parte del presupuesto provincial: alrededor de $ 500 millones por mes.

53

Leonardo Zara, secretario de Inversiones que vive en Buenos Aires, cobra sueldo de $ 89.529, no consiguió ninguna inversión y terminó entregando créditos a microemprendedores. Jorge Argüello, oficina y cargo especial para la Cuestión Malvinas, sueldo de $ 79.244, se le entregaron áreas a una petrolera que trabajó con los kelpers -Tullow Oil- y lo único que hizo fue presentar una nota pidiendo aclaraciones. e, Secretario de Medios de la provincia, entre cuyas tareas estratégicas se cuenta ponerle caritas a algunas notas de Minuto de Cierre, cobra un sueldo de $ 97.870.

Hay que admitir que el secretario de medios, un ex segunda línea de la Anses que dirigía Diego Bossio, realiza múltiples tareas. Por ejemplo, otorgar pauta publicitaria a los medios provinciales que no se animan a criticar a la gobernadora, ni les conviene hacerlo. También a pasarle letra a un ejército de trolls. Entre los especialistas en comunicación que el secretario de medios “importó” de Buenos Aires se cuenta María Martinelli, que en marzo llegó a cobrar un jugoso sueldo de $ 140.851. Sin embargo, según María Rosario Martinelli Massa (tal su nombre completo) eso se debió a haberes atrasados por el concepto “habitacional”, un plus por alquiler que se paga a los que no son nativos de la Isla Grande. En enero, Martinelli cobró $ 59.791 y en febrero $ 60.791, pero como se volvió a Buenos Aires ahora estaría en la mitad.

Estos casos -Zara, Argüello, Cabas- son emblemáticos de una de las costumbres de la Era Bertone que más caras les cuestan a los fueguinos: la creación de cargos políticos con altos sueldos. De acuerdo a un relevamiento exclusivo que pidió Minuto de Cierre, al comienzo de su gestión -el 10 de diciembre de 2015- los cargos políticos eran 154, mientras al terminar 2018 habían llegado a 662. Es decir, en tres años Bertone creó 508 nuevos cargos, aumentando la plantilla cuyo sueldos difícilmente se traducen en productividad un 330%.

Por ejemplo, los secretarios de Estado pasaron de 6 a 9, los secretarios (a secas) de 36 a 53, mientras que los subsecretarios casi se duplicaron, de 48 a 99. El mayor crecimiento se dio en la categoría director provincial: eran 46, ahora 105. Mientras que Bertone inventó categorías de sueldos públicos para premiar amigos: la Categoría AA, no había ninguno y para fines del 2018 eran 130; la Categoría A, de 0 a 156; mientras que la Categoría B pasó de 1 a 87.

Todo esto fue consecuente con gastos en sueldos políticos que se triplicó. Mientras al personal provincial de carrera le congeló las paritarias durante tres años, Bertone tomó el gasto de la plantilla política en $ 146,7 millones, a fines del 2018 había alcanzado los $ 474,3 millones. Con las actualizaciones del 2019, la cifra supera los $ 500 millones. En una provincia cuyo desocupación creció más de 50% desde el 2015, algunos pocos -la mayoría ni siquiera fueguinos- viven su fiesta.

En este 2019, que es electoral, muy probablemente haya seguido su crecimiento exponencial este despilfarro de los recursos del Estado. Por ejemplo, en las cuentas anteriores no se cuenta a María Martinelli. Una “fiesta” para muy pocos, que pagan todos los fueguinos, aunque la mayoría de ellos la vea con la ñata contra el vidrio.

Fuente: lalicuadoratdf.com.ar

Comentarios