Hubo acuerdo en la paritaria nacional docente y el lunes arrancarían las clases

Los cinco gremios nacionales firmaron la paritaria. La negociación sigue en la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires.

50

El trabajoso acuerdo con los gremios docentes con representación nacional se cerró esta noche en la sede del Ministerio de Trabajo que conduce Jorge Triaca, con la presencia de su par de Educación, Esteban Bullrich.

Jorge Triaca y Esteban Bullrich
Jorge Triaca y Esteban Bullrich

El acuerdo que se había suspendido la semana pasada y dispone un aumento del 40% para los sueldos más bajos de las provincias más relegadas y un promedio que va del 32 al 34% para el resto de los docentes. En términos de dinero, esto significa que  el mínimo será de $7.800 en febrero y llegará a $8.500 en julio.

Ayer, las negociaciones se trabaron porque los sindicalistas querían garantías que los aportes extras que la Nación hará a las provincias vía Fondo de Incentivo Docente no se perdieran en rentas generales. Hoy faltaba sólo un detalle respecto a la cuota de capacitación que fue subsanado, se cerró el acuerdo y aplaudieron todos los presentes.

La paritaria nacional sirve como referencia para las negociaciones provinciales. En rigor, Nación no paga ningún salario a los docentes, son los gobiernos provinciales quienes negocian paritarias.

La reunión de hoy tuvo momentos de tensión cuando, una hora después de haber ingresado los cinco gremios docentes que tienen representación nacional, los representantes de UDA, Amet y Sadop salieron de la sede furiosos porque Bullrich pidió hablar a solas con los docentes de Ctera. Fue el propio ministro quien tuvo que salir de la sede para buscarlos y convencerlos de que retomen la discusión.

Los representantes de los gremios docentes tras salir de la sede de la cartera de Trabajo.

«Este acuerdo nacional facilita mucho la negociación en las provincias», explicó Bullrich en una conferencia de prensa tras la reunión con los gremios. «Buscábamos terminar con la historia de que la paritaria nacional sea un obstáculo. Yo personalmente recorrí todas las provincias y hablé con todos los ministros de Educación y estaremos a disposición de ellos en términos de apoyo», agregó.

«La ayuda financiera está yendo a través del fondo de incentivo docente», sostuvo Bullrich.

Los líderes de los cinco gremios con representación nacional que participaron de las negociaciones firmaron un acta que será analizada internamente para garantizar el inicio de clases el 29 de febrero.

El acta comienzo con dos puntos generales A y B que dan cuenta de situaciones a subsanar a futuro (inequidad de provincias donde salario base de los docentes se encuentra por debajo del mínimo vital y móvil; y inequidad de compensaciones del programa de compesación salarial docente que otorga el beneficio por provincia y no por docente postergado).

Luego el documento acordado consta de doce puntos donde se plasma lo resuelto respecto al salario docente.

Allí se acuerda:

1- Un salario mínimo de $7400 a partir de febrero y de $ 7.800 a partir de julio para todos los docentes del país, que si es necesario será cubierto con fondos del Fondo Compensador.

2- Se acuerda además un aumento de los fondos que aporta el Fondo de Incentivo Docente (FONID)  que lleva el mínimo nacional a $7800 a partir de febrero y $8500 a partir de julio.

3- Se resuelve además que el salario docente no podrá entonces ser menor a un 20 por ciento superior al salario mínimo vital y móvil.

4- Se acordó también destinar $ 800 millones a mejorar la situación edilicia de las escuelas, así como los gremios se comprometieron al efectivo cumplimiento del ciclo lectivo que cuenta de 180 días de clase.

Luego en una parte más declamativa, se dejó registro que el Gobierno deberá «colaborar con las autoridades locales» para solucionar los conflictos docentes y asegurar el inicio de clases en término y se reclama que todos los docentes sean eximidos del pago de Ganancias.

En ese marco, el secretario general de la Unión de Docentes Argentinos (UDA), Sergio Romero, afirmó: «Hubiésemos querido firmar esto antes, vamos a agilizar para ver si la gente acepta o rechaza esta oferta. Esta paritaria queda abierta, no es el salario óptimo pero hemos avanzado muchísimo».

Antes de ingresar a la negociación, los gremios se habían mostrado duros y habían advertido que de no firmar el acta hoy, a la salida anunciaban un paro. Así había advertido el propio Romero, quien aseguró que de no firmar el acta se realizaría un paro nacional de 48 horas. Amenaza que finalmente no fue necesario concretar.

 

Comentarios