El Gobierno desplegó aviones de combate frente a las islas Malvinas para “vigilar y controlar nuestros espacios”

45

Con el objetivo de “contribuir con la defensa de la soberanía nacional”, el ministro de Defensa Jorge Taiana reubicó tres aeronaves IA-63 Pampa III en la X Brigada Aérea de Río Gallegos, Santa Cruz. Los aviones de combate se encargarán de “tareas de vigilancia y control del aeroespacio” en la región sur del país, las Islas Malvinas y la Antártida.

Bajo la premisa de “incrementar la presencia y proyección del Instrumento Militar en la zona sur del territorio nacional”, el Gobierno estableció el Sistema de Armas IA-63 Pampa III como dotación permanente de la X Brigada. Desde 1996, la unidad, que fue disuelta hace treinta años, no contaba con aviones de combate. Según el brigadier general Xavier Isaac, ahora posee aviones de guerra, de ataque, de transporte, artillería y radar.

“Cuando nos propusimos recuperar la X Brigada con aviones Pampa III teníamos claro que era una necesidad desplegar hacia el sur fuerzas con capacidad de combate que puedan cubrir esta parte de nuestro territorio que resulta tan estratégico”, expresó Taiana.

Y agregó: “La reapertura de la X Brigada está directamente vinculada con la visión de una Argentina que proyecta hacia el Sur, hacia el Atlántico, las islas y la Antártida que son componentes estratégicos para el desarrollo del país. Tenemos el desafío de mantener nuestra presencia, vigilar y controlar nuestros espacios y tener la atención puesta en el desarrollo científico, tecnológico y de defensa”.

Los aviones de combate se suman a otros instrumentos que permitieron mejorar la vigilancia del aeroespacio en el Atlántico Sur. Entre ellos se encuentran la instalación en Río Grande, Tierra del Fuego, de un radar de Vigilancia y Control Aéreo RPA-170M producido por INVAP para lograr un “espacio aéreo monitoreado con mayor precisión”.

Además de los Pampa III, el Gobierno prevé “en el corto plazo” desplegar helicópteros aptos para el sostén logístico antártico y para los servicios de búsqueda y salvamento militar. Asimismo, en la Base de Rio Gallegos hay tres aviones Twin Otter que se usan para transporte mediano y hacen el puente aéreo entre el continente y Tierra del Fuego.

“Este sistema de armas junto al radar de apoyo, convierte a esta en la Brigada aérea con mayor diversidad de medios del país“, detallaron en un comunicado.

Aviones Pampa III bloque II
Las aeronaves estaban asentadas en la VI Brigada Aérea, en la ciudad bonaerense de Tandil.

Asimismo, en el acto de apertura de la Brigada, Taiana hizo referencia al conflicto por la soberanía de las Islas Malvinas. En ese sentido, agradeciendo a los Veteranos allí presentes, afirmó “que más temprano que tarde se hará justicia y el territorio usurpado por una potencia extrarregional volverá a sus legítimos dueños“.

Y agregó: “Argentina tiene una estrategia defensiva, operativa y autónoma que corresponde a un país que es el octavo territorio del mundo dotado de innumerables riquezas y de un pueblo libre con voluntad de crecer y solidario”.

Los aviones que fueron trasladados de la VI Brigada Aérea, en la ciudad de Tandil, Buenos Aires, a Río Gallegos originalmente eran aeronaves de la serie Pampa II. Sin embargo, se encontraban en desuso con prolongado tiempo fuera de servicio.

Su modernización, que comenzó en 2015, estuvo a cargo de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA). Según información oficial, este proceso requirió una inspección mayor de 1.200 horas, a lo que se le sumó una inspección eventual de sistema eléctrico, comandos de vuelo, sistema hidráulico, sistema anemométrico, oxígeno y estructura.

Además, se realizó su remotorización y modernización, para lo cual se realizaron cambios por obsolescencias, montaje de nuevo motor, modificación de aviónica digital y modificación de cabina para dos tripulantes. También se cambió el sistema de oxígeno, se incorporó una nueva Mission Computer, un sistema de navegación y tiro, y se instaló Head Up Display (HUD) y Data Link.

Aviones Pampa III bloque II
Originalmente eran aeronaves de la serie Pampa II.

“La nueva configuración de Pampa III-Bloque II, cuenta con una actualización tecnológica de última generación, que mejora significativamente las capacidades de análisis de vuelo a través de la incorporación de un software de entrenamiento virtual y un sistema de comunicación entre aeronaves, favoreciendo su performance y la formación de los pilotos de la Fuerza Aérea Argentina”, explicaron desde el Gobierno.

Se trata de un avión de entrenamiento básico-avanzado con capacidades de combate que puede realizar misiones tácticas de ataque ligero, tanto de día como de noche. Cuenta con un sistema de aviónica integrada, un sistema de entrenamiento virtual y enlace de datos, lo que permite “configurar diferentes modos maestros de gestión de misión, similares a los empleados por los aviones de caza modernos”.

Aviones Pampa III bloque II
Es la primera vez desde 1996 que la X Brigada de Río Gallegos cuenta con aviones de combate.

El peso de entrenamiento es de 3.890 kilos, con un máximo de despegue de 5.000 kilos. Mide casi 5 metros de alto y alrededor de 11 metros de largo, y tiene una velocidad máxima de aproximadamente 890 kilómetros por hora y una velocidad crucero de 650 kilómetros por hora.​

Puede ser utilizado para misiones de aire y misiones de aire-tierra, interceptación de aeronaves de baja performance y lucha antidrogas. Su armamento cuenta con un cañón de 30mm, una ametralladora calibre 7,62 y cohetes.

 

 

Comentarios
Compartir