Ciclón intenso en el Atlántico sur llama la atención de expertos internacionales

113

Ciclón extratropical en el Atlántico sur tuvo una presión central mínima de 975 hPa a principios de este jueves 10 de marzo del 2022.

El intenso ciclón que actualmente opera en el Atlántico Sur llama la atención de expertos y meteorólogos de todo el mundo, informa metsul.

A pesar de ser un sistema normal en la región, se trata de un ciclón intenso con un aspecto impresionante en las imágenes de satélite, donde se aprecia como una espiral de nubes en la región de las Islas Malvinas, Patagonia Oriental de Argentina.

El ciclón, directamente, no representa ningún riesgo para Brasil por su enorme distancia y la tendencia a permanecer en la zona cercana a la Antártida. Se diferencia de un ciclón que se forma en latitudes medias, entre las costas de Buenos Aires y el sur de Brasil, que por su proximidad puede traer vientos muy fuertes a intensos si el sistema es muy profundo.

El efecto del sistema en el Sur de Brasil se debe al frente frío asociado al ciclón que avanza en estos momentos en la altura del Río de la Plata y este fin de semana se desplazará por el Sur de Brasil con lluvia y tormentas aisladas . Posteriormente, una masa de aire más fría impulsada por el ciclón y que avanza por la parte posterior del frente frío traerá temperaturas agradables e incluso un poco de frío en localidades más al sur del estado.

El centro del área de baja presión (ciclón) a la altura de las Islas Malvinas se encontraba al inicio de este jueves con una presión central mínima de solo 975 hPa, según el análisis del modelo norteamericano GFS. Ayer, la presión mínima alcanzó valores entre 969 hPa y 970 hPa, bastante bajos e inusuales para el ciclón en latitudes medias, pero dentro de lo que se puede esperar de una baja polar más intensa cerca de la Antártida.

Las imágenes de la gran espiral de nubes en el Atlántico Sur llamaron la atención de expertos internacionales en las últimas horas con comentarios de expertos en teledetección satelital e investigadores de aerosoles. Acudieron a las redes sociales para publicar imágenes del sistema y su análisis.

La región donde hoy actúa este ciclón es pródiga en tormentas marítimas por centros profundos de bajas presiones. Alrededor de la Antártida existe el llamado cinturón de bajas presiones y los ciclones más intensos son comunes en lugares más al sur del Atlántico, efecto del contraste de temperatura entre las masas de aire de la región.

La gran diferencia de temperatura entre las masas de aire frío de la Antártida y las masas de aire marítimo templado o cálido de las latitudes medias crea una condición en la atmósfera sobre el Océano Austral que provoca el desarrollo de tormentas frecuentes que se mueven hacia el este y sureste debido a la los vientos predominantes. Estos sistemas de tormentas, como el que ahora se encuentra en las Malvinas, no solo traen aire húmedo a la Antártida, sino que también son responsables de los mares notoriamente agitados que se encuentran en el Océano Austral.

Estas llamadas bajas polares producen condiciones climáticas severas, como fuertes precipitaciones, que a menudo caen en forma de nieve, y fuertes vientos en la superficie. Generados por convección, generalmente se desarrollan sobre el agua y en la etapa madura, la marca más prominente de una baja polar son bandas de nubes en espiral.

A menudo, incluso forman un ojo claro en el centro del vórtice de la nube, lo que sugiere una analogía con los ciclones tropicales. Es por eso que estos sistemas también se conocen como huracanes árticos en el hemisferio norte y huracanes antárticos en el sur.

Al igual que los ciclones tropicales, las bajas polares tienden a decaer rápidamente a medida que avanzan sobre la tierra, principalmente debido a la falta de suministro de humedad del mar más cálido. Sin embargo, algunas bajas polares pueden producir condiciones de ventisca sobre la tierra. Tales bajas polares suelen tener frentes bien definidos, lo que sugiere similitudes con los ciclones habituales de latitudes medias.

Las bajas polares son una característica bastante frecuente de las aguas relativamente cálidas y sin hielo en las regiones polares. Por ejemplo, los mares nórdicos, el mar de Labrador, el golfo de Alaska y el mar de Japón, pero también son comunes en las aguas polares del hemisferio sur, como la región de las Islas Malvinas y justo al norte de las Península Antártica.

Comentarios
Compartir