Alberto Fernández dijo que tiene el eventual gabinete definido «en un 70%»: cuáles son los nombres en danza

El candidato del Frente de Todos dijo que ya tiene decidido "el 70%" de los nombres que integrarían su equipo en caso de llegar al Gobierno

27

Alberto Fernández dice que ya tiene sobre la mesa los nombres que ocuparán el «70 por ciento» de su gabinete en caso de llegar a la Presidencia. Después del triunfo en las PASO con el 47% de los votos, el candidato del Frente de Todos prepara el terreno de un eventual gobierno aunque todavía mantiene a todas esas figuras en las sombras para evitar un desgaste prematuro.

Sin embargo, el círculo más cercano, las declaraciones mediáticas y los elogios del exjefe de gabinete kirchnerista a distintos dirigentes permite esbozar un listado de nombres que danzan en las oficinas de la calle México para llegar a lo más alto del poder.

Miguel Peirano

Economía: «Del equipo con el que estoy trabajando va a salir quien se haga cargo de Economía», dijo hoy Fernández en declaraciones a AM 990 desde Córdoba. En el entorno del candidato se inclinan más por el nombramiento de una persona que aglutine las diversas áreas económicas en una misma cartera en vez de la experiencia macrista, que durante los primeros años de gestión optó por dividir tareas en varios ministerios.
Guillermo Nielsen, Emmanuel Álvares Agis, Cecilia Todesca, Matías Kulfas y Miguel Peirano son los nombres que se repiten alrededor de Fernández cuando se habla de economía. Figuras, a priori, alejadas de la ortodoxia.

Guillermo Nielsen
  • Jefatura de Gabinete: hay dos nombres que circulan como posibles candidatos para ocupar el despacho de la mano derecha del Presidente: Santiago Cafiero y Eduardo «Wado» de Pedro.

Cafiero, nieto del histórico dirigente peronista Antonio e hijo del ex embajador kirchnerista ante el Vaticano, Juan Pablo, acompaña a Fernández permanentemente en esta etapa y mantiene una relación de absoluta cercanía. Como prueba de ello, el candidato eligió a Cafiero para contarle que había sido elegido por Cristina Kirchner como postulante presidencial antes de que la información se hiciera pública.

De Pedro, en tanto, es visto por el equipo de Fernández como un futuro miembro del gabinete, pero todavía no se sabe en qué rol. Político hábil, «Wado» es un hombre de Cristina Kirchner que se ganó la confianza de Fernández, participa activamente de las reuniones con el candidato, mantiene vínculos con el massismo y sigue teniendo a Máximo Kirchner como jefe político.

  • Cancillería: la eventual llegada de Fernández a la Casa Rosada el 10 de diciembre iniciará, otra vez, una etapa de cambios en materia de política exterior. Aunque por ahora el candidato no parece proclive a inclinarse por un aislamiento al estilo de Cristina Kirchner, sí pregona un tipo de inserción en el mundo distinta a la que implementa Mauricio Macri que, por ejemplo, tuvo un fuerte acercamiento a Estados Unidos. «Depender tanto de Estados Unidos nos ha hecho retroceder», dijo Fernández días atrás durante su visita a España. Señal de que, si llega al Gobierno, el vínculo con la administración de Donald Trump no será el mismo.

Los nombres para suceder en el Palacio San Martín a Jorge Faurie son conocidos en el mundo diplomático. Hasta ahora resuenan como candidatos Eduardo Valdés, el ex representante argentino ante el Vaticano. En las últimas semanas las luces también empezaron a apuntar al exgobernador bonaerense Felipe Solá para ocupar ese puesto. Solá acompañó a Fernández en su reciente gira por España y Portugal.

Desarrollo social: la crisis que heredará Fernández si gana la elección volverá a la política social un eslabón clave para la gobernabilidad del candidato del Frente de Todos. El exjefe de gabinete aún no confirmó quién ocupará el ministerio que hoy dirige Carolina Stanley, pero ya dejó entrever los primeros lineamientos que impondrá en el área: para Fernández, las organizaciones piqueteras tendrán más participación en la toma de decisiones. «Los movimientos sociales no son parte del problema, son parte de la solución», dicen en el equipo del candidato, que ya le pidió un plan para combatir el hambre a Daniel Arroyo, su principal referente en materia de política social.

Políticas de género y de vivienda: en lo poco que se conoce de lo que sería un gobierno de Fernández resalta la creación de varios ministerios, entre los que figura el Ministerio de la Igualdad (antes denominado Ministerio de la Mujer), que podría quedar en manos de Victoria Donda. El candidato también expresó su voluntad de crear la cartera destinada a la Vivienda, que podría ser dirigida por la exvicegobernadora de Santa Fe María Eugenia Bielsa, que es arquitecta y fue directora de Vivienda de Rosario.

  • Trabajo: en el primer día de un eventual gobierno, Fernández elevaría el rango de la Secretaría de Trabajo a ministerio. El candidato ya activó a un equipo de colaboradores que encabeza el exministro kirchnerista Carlos Tomada para proyectar posibles cambios en el modelo laboral. Sin embargo, es difícil que Tomada regrese al cargo que ocupó durante 12 años.Podrían tallar en la definición del nombre Víctor Santa MaríaHéctor Daer, Hugo Moyano y Sergio Palazzo, los cuatro sindicalistas que más hablan con Fernández. Es más, la última semana surgieron versiones de que Daer podría dejar la jefatura de la CGT para integrarse a un eventual gobierno.
  • Justicia: en la mesa de Justicia del candidato están su socia y amiga Marcela Losardo, quien fue secretaria de Justicia y conserva buena relación con jueces de distintos fueros. También suenan como candidatos el ex ministro de Justicia Alberto Iribarne y Juan Manuel Olmos, quien presidió el Consejo de la Magistratura de la Ciudad y el PJ porteño.
Comentarios