Ajuste: «Larreta le saca fondos a las escuelas publicas para darles a las privadas»

13

El gobierno de Horacio Rodríguez Larreta le quitó 371 millones de pesos al Plan Sarmiento –destinado a proveer a los estudiantes de dispositivos tecnológicos– y transfirió ese dinero a la Dirección de Educación de Gestión Privada. El recorte se da dentro de uno más generalizado en el que el Presupuesto de Educación toca su piso en la participación sobre el total de los gastos de la administración porteña en la era PRO. Además, hubo un recorte en el área de infraestructura escolar que supera el 70 por ciento. Curiosamente, acondicionar las escuelas y entregar computadoras se habían vuelto dos prioridades en pandemia. El legislador del Frente de Todos Juan Manuel Valdés consideró que «quienes reclaman la vuelta a clases son los mismos que recortan el presupuesto año a año”.

El Plan Sarmiento, creado en 2011 a la par del Conectar Igualdad a nivel nacional, es el programa de entrega de dispositivos informáticos a estudiantes que concurren a escuelas de gestión estatal o bien de gestión social. Mediante una resolución, el Ministerio de Hacienda recortó 371 millones de pesos de ese plan. Esto figura en el anexo de una resolución del Ministerio de Hacienda en la que también se acredita ese mismo dinero a la Dirección de Educación de Gestión Privada. Es decir, que el dinero que era para comprar computadoras para estudiantes de escuelas públicas termina en un área que, mayormente, destina su presupuesto a subsidiar las escuelas privadas. La resolución, publicada el 4 de enero, apenas menciona al recorte como «readecuaciones presupuestarias que son imprescindibles para el normal desarrollo de las actividades del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires».

“El Gobierno de la Ciudad vuelve a atentar contra la educación en un año donde sostener la continuidad escolar de nuestras chicas y chicos es fundamental», cuestionó el legislador Valdés. «En un año que sabemos que va a ser de pandemia, la Ciudad decidió desentenderse de la entrega de computadoras. No nos sorprendamos cuando no haya continuidad pedagógica en la Ciudad de Buenos Aires”, indicó. Y le pidió al jefe de gobierno y a la ministra Soledad Acuña que «no sigan mostrándose preocupados por la vuelta a clases, porque la educación nunca fue su prioridad. Esto va acompañado por la falta de vacantes que nunca se dignaron a resolver, mientras gastan fortuna en propaganda electoral».

Comentarios
Compartir