Llegó el “inodoro inteligente” a la Argentina: ¿cuánto vale tener la tabla caliente y no usar más papel higiénico?

Se llama iBath y es similar a los que se usan en Japón hace décadas

40

“Se trata de un inodoro inteligente que cambia y cuida la forma de disfrutar el baño”, avisan los importadores locales de iBath, el “inodoro inteligente” que acaba de desembarcar en el país. Es, avisan, un producto que, además, fue diseñado con el objetivo de cuidar la salud, la higiene y el bienestar de las personas.

“Es novedoso y despierta curiosidad, pero el desarrollo tiene 30 años en Japón, donde está instalado en el 95% de los hogares. Lo conocí en un viaje y lo trajimos. Estamos enamorados del producto y por fin pudimos importarlo”, asegura Julio Abancens, quién junto a su hermano Martín, fundaron Novatec, la empresa que presentó el producto al país. “En el país se valora mucho el bidet y este producto es como el spa de los inodoros. Acá no se puede hacer porque no está la tecnología: tiene partes japonesas y coreanas y se ensambla en China”, afirma.

Características

El iBath es vistoso y, sin dudas, funciona además como un elemento de decoración. Entre sus funciones se destaca un asiento –inteligente, claro– con cuatro opciones de calor. Sí, un sistema eléctrico calienta la tradicional “tabla”.

También incorpora un bidet, con posiciones para hombres y mujeres, que tiene secado por aire cálido. Cuenta con eliminación de olores con un ventilador y un conversor catalítico; luz LED para la noche y una boquilla especial, con un chorro auto-limpieza que activa de forma automática la descarga ni bien el usuario se para. Tiene control remoto para programar las funciones más fácil.

Entre los beneficios destacados por los importadores están “alcanzar una limpieza óptima con un mayor cuidado de su cuerpo”, ayudar a personas con movilidad reducida y ahorrar espacio. “En caso de corte de luz, el equipo iBath sigue funcionando en la descarga ya que cuenta con una batería interna para asegurar el uso del Smart Toilet en esa situación”, explican. Consume 3,8 litros de agua, cuando en un inodoro tradicional de bajo consumo de agua la carga completa es de 8 litros y en los mas comunes llega hasta 15 litros.

Modelo de negocios

La empresa planea vender 1.000 equipos este año y duplicar el próximo. “Somos conservadores, pero muy optimistas. Vamos a invertir USD 10 millones los primeros cinco años. Tenemos un acuerdo con un desarrollo inmobiliario en Nordelta, por ejemplo, que ya compró 400. Hay muchas consultas y el proyecto es integrar partes nacionales en el mediano plazo”, explica Abancens.

¿Cuánto vale? Su precio es de $41.000, con entrega a domicilio e instalación incluidas. Son unas 15 veces más que lo que cuesta un inodoro convencional de los que pueden comprarse en cualquier ferretería. Es el costo de sumar buena parte de la tecnología y el diseño disponibles hoy a un producto tan cotidiano y familiar como un inodoro.

Comentarios
Compartir