Una inmobiliaria recibió 900 millones de pesos del Plan Qunita

94

Una inmobiliaria recibió 900 millones de pesos del Plan Qunita

Fasano SRL se dedica a la compra y venta de inmuebles pero fabricará 115.000 kits para recién nacidos; desde la empresa esquivan las preguntas; detalles de la licitación y orígenes del presupuesto

Los kits maternales del Plan Qunita, anunciado por la presidenta Cristina Kirchner la semana pasada, serán fabricados por una inmobiliaria. Se trata de Fasano SRL, una empresa que se constituyó con el objeto de la compra y venta de inmuebles, que este año declaró un capital de 30.000 pesos ante la Oficina Nacional de Contrataciones (ONC), poco antes de cerrar un negocio de casi mil millones de pesos con el Estado.

La licitación para construir 115.000 kits maternales a cambio de 902.750.000 pesos se celebró en los primeros meses del año. Ante la ONC, la empresa declaró que se dedica a la indumentaria textil, la confección, el bazar y la carpintería, entre otras actividades que pueden relacionarse, de alguna forma, con la confección de cunas.

Sin embargo, esos rubros distan de la razón social que declaró la empresa cuando fue creada en 2011, y que aún consta en sus registros: «compra y venta de bienes inmuebles y materiales de construcción, y los alquileres». Al momento de recibir los cientos de millones de pesos por el plan estatal, la sociedad declaraba un capital de 30.000 pesos, según consta en el Boletín Oficial.

Los tres dueños fundadores de Fasano son los empresarios Gustavo Cilia, Oscar Micheli y Jorge Artazcoz, que manejan juntos varias sociedades anónimas, algunas de ellas dueñas de capitales millonarios, como Tenabril, Know How y Club de Campo Dolores, dedicadas a asuntos como, por ejemplo, a la publicidad.

Poco antes de que se conociera el resultado de la licitación que otorgaría el contrato a Fasano, uno de los socios -Micheli- le vendió el total de sus acciones a la empresaria Dora Ruocco, una ex contadora del Teatro Lola Membrives.

La licitación del Plan Qunita fue denunciada por la legisladora porteña Graciela Ocaña a partir de una nota del sitio Eliminando Variables, que advirtió sobre la llamativa licitación en un artículo publicado en junio.

UNA LICITACIÓN «CERRADA»

Fasano no es la única empresa que participa del Plan Qunita. También fabrican los kits para bebés las sociedades Fibromad, Dromotech, Grupo Diela, Compañía Comercial Narciso y Delta Obras y Proyectos. Pero el monto recibido por el resto de las empresas es significativamente menor: entre 29 y 49 millones de pesos.

En febrero, cuando se abrió el pliego de la licitación, se presentaron nueve empresas para fabricar las «qunitas». Tres de esas sociedades fueron rechazadas: Modelex S.A., Enrique Trucco e HijosS.A. y Gradios S.A. Se alegó desde el Estado que «no constituían garantía de mantenimiento de oferta».

Según una de las empresas que se presentaron a la licitación, las exigencias eran muy altas: «No era por pliegos, sino que había que presentarse para fabricar todos los productos, lo que lo hacía prácticamente imposible. Era una licitación cerrada. Fue todo muy claro, se hacía imposible poder fabricar todo», sostuvo la fuente.

Fasano no tiene página web ni aparece en las Páginas Amarillas. Las tres empresas que fueron rechazadas, en cambio, tienen fuerte presencia online (incluso en las redes sociales). Allí puede observarse los productos que fabrican y acceder a sus teléfonos, direcciones y direcciones de email.

EL ORIGEN DE LOS FONDOS

La ejecución de la millonaria partida presupuestaria quedó a cargo de la Secretaría de Salud Comunitaria, que dirige el militante de La Cámpora Nicolás Kreplak, también viceministro de Salud. LA NACION intentó comunicarse con el funcionario, pero las dudas fueron derivadas a la oficina de prensa.

El Plan Qunita fue creado en abril de este año y se le asignaron 1.097 millones de pesos provenientes del Tesoro, en particular del Programa 17 del Ministerio de Salud. Qunita, en el Presupuesto, figura desde entonces como un subprograma, denominado «Subprograma 1: Promoción y Asistencia para el Acompañamiento del Recién Nacido».

Así, reemplazaría al «Subprograma 1: Plan Nacional en Favor de la Madre y el Niño», que existía desde 2010 orientado a la «entrega leche fortificada y medicamentos», entre otros.

Según reveló el Ministerio de Salud a LA NACION, del total del presupuesto para Qunita, ya se destinaron en junio 400 millones al nuevo Subprograma 1. Es decir, menos de la mitad de los fondos necesarios para fabricar los 140.000 kits prometidos. Según expertos consultados podrían destinarse más fondos a través de futuras modificaciones presupuestarias.

Comentarios
Compartir