Un bebé tiene el 40% de su cuerpo quemado por el uso de combustible para prender el asado

9

Un bebé de nueve meses terminó con el 40% de su cuerpo quemado tras un mal manejo de combustible a la hora de prender el asado de fin de año. Según se informó, el menor permanece en estado de gravedad internado en el Hospital de Quemados, en el barrio de Caballito.

El trágico episodio ocurrió anoche en plena celebración de Año Nuevo. “Fue por mal manejo de combustibles. Quiero recordar que no traten de avivar le fuego así, ni con alcohol, ni con gasoil y nafta”, explicó la médica Patricia Gutiérrez, en diálogo con TN.

Según el último parte médico, la beba tiene entre un 40 y un 45 por ciento de la superficie corporal quemada, y “en unas horas será reingresada a quirófano y será reevaluada, pero corre riesgo de vida”, agregó Gutiérrez.

La jefa de guardia del Hospital de Quemados precisó que durante la madrugada fueron atendidas seis personas con heridas de pirotecnia producidas por los festejos de Año Nuevo, de las cuales cinco fueron niños y adolescentes.

Heridos de pirotecnia

”Hubo 5 lesionados menores de entre 7 y 17 años, con quemaduras leves, son ambulatorios y regresarán por consultorio externo, y un adulto de 30 años”, detalló Gutiérrez.

La médica aclaró que al paciente adulto “le explotó un petardo cerca del rostro y tuvo pérdida de los dos dientes superiores”.

El año pasado, ese centro de Salud, ubicado sobre la avenida Pedro Goyena 369, atendió a cuatro pacientes menores de edad, mientras en el 2020 no se reportaron heridos por primera vez en los últimos 38 años.

Por otro lado, un total de 20 personas fueron atendidas en el Hospital de Oftalmología Santa Lucía por heridas causadas debido al uso de la pirotecnia, de las cuales 7 son menores y cuatro requirieron cirugía, según informó hoy personal de Salud del centro porteño.

”Hubo 20 heridos en total, siete son menores de entre 5 y 7 años, donde hay un bebé de 8 meses, y el resto son adultos, principalmente por pirotecnia y en menor medida por agresiones y corchos”, precisó Pablo Paoloni, el jefe de Guardia del centro ubicado en avenida San Juan 2021, en el barrio porteño de San Cristóbal.

De ese total, cuatro pacientes necesitaron de intervención quirúrgica. Si bien el médico apuntó que se encuentran “debajo de la media histórica en la atención de heridos, ya que desde el 2015 se atendían un promedio de 25 a 30 pacientes”, el año pasado este hospital oftalmológico recibió a siete menores y cinco adultos con lesiones por pirotecnia.

”Desde el 2018 hubo un punto de inflexión, donde comenzaron a bajar los casos por la situación económica, básicamente, porque nosotros atendemos gente de bajos recursos del conurbano, aunque siempre en 24 o 48 horas llegan pacientes graves de otras provincias del país”, sostuvo Paoloni.

A su vez, al menos nueve personas padecieron heridas en los ojos esta madrugada y fueron atendidas en el Instituto Oftalmológico Lagleyze, de las cuales siete fueron menores, según reportó ese centro de salud porteño.

”Recibimos a nueve heridos, en su mayoría menores, fueron siete, ninguno de gravedad”, apuntó hoy el médico Alberto Cremona, jefe de guardia del centro Oftalmológico ubicado en la avenida Juan B. Justo 4151, en el barrio porteño de Caballito.

Este registro de heridos representa un notable incremento, ya que el año pasado no hubo lesionados en ese centro de salud por primera vez en 15 años.

Comentarios
Compartir