Un argentino rompió el récord mundial de alcoholemia: chocó y el test le dio 5,5

21

El conductor, que manejaba un Nissan Tida, iba con 5,5 gramos de alcohol por litro de sangre. Los especialistas todavía no logran entender cómo con esa cantidad de alcohol en sangre pudo subir al auto y manejar durante varios metros sin caer dormido o desmayado. Una vez que se superan los 3 gramos la persona está al borde del coma etílico.

Dentro del ámbito nacional, el récord se había registrado en Santa Cruz hace 2 años atrás, cuando el alcoholímetro de un conductor marcó los 3,23 gramos.

 A nivel mundial, un vasco había dado la sorpresa en 2016 cuando circulaba por la localidad francesa de Libourne con 4,75 gramos de alcohol por litro de sangre.

Comentarios
Compartir