sindicalista aliado a Bertone amenazó a Melella y Pérez con iniciar conflictos en diciembre “si no se abre las paritarias”

Marcelo Cordoba realizo explosivas declaraciones contra el próximo gobierno. “Espero que no sean sueltitas de cuerpo las nuevas autoridades que van a asumir y que vayan viendo cuáles van a ser las primeras decisiones que van a tomar”,

724

Explosivas declaraciones realizo el El secretario general de la seccional Río Grande de ATE, Marcelo Córdoba, quien se mostró aliado al ajuste que impuso Bertone a los empleados públicos en los últimos años y hasta formo parte de listas colectoras de Bertone para intentar ser legislador provincial.

Desde Rio Grande, Marcelo Cordoba, redobló la apuesta de Carlos Córdoba y advirtió tanto al gobernador Gustavo Melella como al intendente electo de Río Grande Martín Pérez, que “si no se abre las paritarias en diciembre, va a haber conflicto en diciembre. Que no tengan la menor duda de que, cuando asuman los dos gobiernos –el provincial y el municipal de Río Grande-, si no hay paritarias hay conflicto, y no van a ser conflictos menores.

Nosotros transitamos la calle y le vemos la cara y la necesidad a los compañeros. La organización está pasando por una situación dificilísima. Nuestra acción social está desbordada.

Hace dos años atendíamos a 60 compañeros, hoy atendemos a 500 y no damos abasto. Se han destinado los pocos recursos que tenemos a reforzar la atención, porque traen la boleta de algún medicamento, o la boleta de la luz, del gas y de los servicios que no pueden pagar. El sindicato no da más y está desbordada la situación social”.

“Espero que no sean sueltitas de cuerpo las nuevas autoridades que van a asumir y que vayan viendo cuáles van a ser las primeras decisiones que van a tomar”, envió como mensaje, y recordó que “en las elecciones pasadas, siendo candidato –en la lista que llevaba a Bertone como gobernadora-, yo planteé en mi propuesta que los gobiernos que asumieran tenían que privilegiar el presupuesto y decidir cuáles son las necesidades urgentes para redistribuir el presupuesto en los dos primeros años”.

“Yo estoy viendo que se va a venir un conflicto lamentablemente cuando asuman las autoridades nuevas, y en las dos líneas van a tener dificultades muchos compañeros que se van a quedar sin trabajo”, planteó, avizorando que podrían retrotraerse los ingresos a planta de los últimos meses de la actual gestión.

Apuntó que “el hospital está desbordado porque mucha gente de la actividad privada se quedó sin obra social y a eso se le suman los trabajadores estatales que no pueden pagar el arancelamiento de su propia obra social y van a buscar la atención de la salud pública.

Eso lo venimos diciendo desde hace un año. Uno viene planteando hace años la situación del sistema asistencial y previsional.

Los funcionarios de gobierno dicen que, aun teniendo dinero, están limitados por una cuestión jurídica, que tiene que ver con el pacto fiscal; pero el pacto fiscal fue acordado por el gobierno provincial y los legisladores que votaron la ley, y se adhirieron los municipios con todos los concejos deliberantes. Pareciera que los culpables son los sindicatos y muchos compañeros nos piden respuestas, cuando deberíamos salir todos a pedir respuestas al Poder Legislativo, que es el que levanta las manos para destruir el sistema previsional, la obra social, el salario de los trabajadores y todo lo que tiene que ver con el funcionamiento del estado.

Sin embargo siguen dando vuelta los mismos legisladores y los mismos partidos. La sociedad tiene que entender que hay que cambiar este rumbo de una provincia joven, que ha tenido presupuestos millonarios y hoy está prácticamente en la quiebra”, sentenció.

Comentarios
Compartir