Sin previo aviso Chile cierra las fronteras de Monte Aymond y San Sebastián

50
foto JCANoticias

En pleno recambio vacacional, sin previo aviso y con miles de fueguinos en tránsito, las autoridades chilenas cierran las fronteras por un reclamo sindical que obedece a un cambio en el protocolo Covid que afecto a personal de fronteras por el creciente número de casos positivos.

El conflicto comenzó ayer con el cierre del paso fronterizo Los Libertadores, puntalmente por reclamo de los funcionarios de aduanas quienes sostienen que, desde la reapertura de la frontera, con los vehículos particulares y colectivos los empleados han quedado expuestos a contagios por el cambio en el orden de aplicación de las medidas sanitarias.

Hasta antes del 4 de enero, los test de antígenos se tomaban en el inicio del circuito de fiscalización y a partir de esa fecha se trasladó al final de todos los controles, para agilizar los ingresos en la temporada alta turística.

INTERNA ENTRE ADUANA Y SALUD EN CHILE

Mauricio Soudre, presidente de la Anfach, indicó que con dicho cambio no se realizan las debidas búsquedas activas de casos y que «no es posible entender que, por abrir el comercio, por dinamizar a la Región de Valparaíso para el ingreso de turistas, sobre todo desde Argentina, se pueda causar un impacto directo en la salud de la población».
El seremi de Salud de Valparaíso, Georg Hübner, confirmó el viernes nueve contagios entre el personal del paso fronterizo: seis de la Policía de Investigaciones, dos de Aduanas y uno del Servicio Agrícola y Ganadero.

Ante la insistencia de argentinos por llegar hasta la frontera con Chile, en el control trasandino Cristo Redentor emitieron comunicados para advertir a sus connacionales que desistieran de tal intento, porque el complejo Los Libertadores no estaba atendiendo el ingreso ni egreso de turistas, tanto en vehículos particulares y colectivos. «Las presentes medidas restrictivas son totalmente ajenas y escapan a la responsabilidad de las autoridades argentinas», se indicó.

La Seremi de Salud desmintió en Valparaíso a los dirigentes aduaneros que atribuyeron los contagios al contacto con personas provenientes de Argentina durante la fiscalización de los vehículos. Hübner señaló que «según la investigación epidemiológica se trataría de un brote con origen de funcionarios del complejo, sin nexo con el exterior». Respecto del personal contagiado, la autoridad sanitaria agregó que «todos se encuentran en buen estado de salud, notificados y aislados».
El presidente de la Anfach de Los Andes, Justo Sánchez, dijo que si se tiene en cuenta la situación sanitaria argentina, con un alto número de contagios, las autoridades deberían analizar la posibilidad de poner término a la atención a turistas y que solo ingresen chilenos que retornan al país y argentinos residentes en Chile. Añadió que la movilización «no es un capricho».

En tanto, la ministra Valenzuela precisó que «el tema está en Aduanas, la parte de salud ha funcionado de manera muy estricta».

 

 

Noticia en desarrollo..

Comentarios
Compartir