Sin elecciones y anulando la lista opositora; Vuoto se proclama presidente del PJ Fueguino

60

La democracia nuevamente se viste de luto en Tierra del Fuego, de la mano de maniobras históricas como la de anular las listas de oposición y de esa forma simular un triunfo que nunca existió.

Tras anular la participación de la lista 23 Militancia justicialista, presentada por Rivarola y Raúl Moreira se autoproclamo la lista 22 «Unidad Peronista» liderada por el intendente de Ushuaia Walter Vuoto.

De esta forma se celebra lo que nunca sucedió, los afiliados nunca concurrieron a votar, no hubo fiscales, no hubo conteo de votos, no hubo acto electoral, pero si hubo un triunfo que se pretende mostrar como contundente.

La autodenominada lista de unidad que dejo afuera a dirigentes como Juan Carlos Pino, actual presidente del concejo deliberante de Ushuaia y con conocidas pretensiones por ser el próximo intendente de Ushuaia. Evidentemente la lista de unidad dejo algunos heridos en el camino y evidencia a las claras que cualquier obstáculo debe ser apartado.

Según declaraciones publicas del exvicegobernador Juan Carlos Arcando, quien acompaño un durísimo proceso de ajuste para los fueguinos junto a Rosana Bertone como gobernadora renunciante, sostuvo «el proyecto político de este espacio es recuperar la provincia en las elecciones generales del 2023, eso es lo que hemos hecho todo este tiempo».

Como si Tierra del Fuego fuera un botín de guerra, solo se pone énfasis en obtener ese preciado botín, el objetivo político ya no es mejorar la calidad de vida de los ciudadanos fueguinos, o acaso crear mas y mejor empleo, reducir la pobreza y la exclusión, entre otras muchas necesidades. el objetivo de esta dirigencia según sus propios voceros es solamente recuperar el poder.

Sin autocritica por acompañar con un doloroso silencio el ajuste Macrista que potencio el desempleo y la exclusión de miles de fueguinos, ahora la misma dirigencia se disfraza para construir un proyecto político vacío de contenido que solo busca el poder por el poder mismo, quizás solo para saciar las ansias personales de poder.

 

Comentarios
Compartir