Se cansó de los golpes de su marido y mostró fotos de los moretones en redes

32

Cansada de los malos tratos y la inacción de la justicia, decidió primero denunciarlo públicamente y luego ante la autoridades del Ministerio Público Fiscal. El agresor tiene una orden de restricción de acercamiento que no cumple.

Una mujer oriunda de Caleta Olivia y Victima de violencia de genero, decidió denunciar publica y judicialmente al padre de su bebé luego de recibir una brutal golpiza.

Mariana Moreno, tomó la decisión de hacer pública la imagen de la agresión física que recibió de parte de su pareja ante la posibilidad de que la justicia no accione contra el agresor y en el futuro este caso de violencia de genero tenga un desenlace fatal .

La mujer compartió fotos al respecto de las marcas físicas que le dejó la última golpiza ocurrida el 2 de enero. Además de realizar la denuncia ante la justicia de Santa Cruz.

Ariel Romero tiene 41 años, es el papá de su bebé de 1 año, y fue denunciado por violencia física y psicológica.

Mariana relato que : «Llevamos 4 años en pareja, siempre fue violento, me golpeaba estando embarazada. Llegaba borracho y me maltrataba y me golpeaba adelante del nene. La última vez que me golpeó fue el 2 de enero, luego de juntarnos con mi hermano.

Después de la golpiza, cruce la calle hasta la casa de una vecina y le pedí que llamara a la policía, luego el se fue y volví a mi casa a buscar a mi bebé que había quedado solito, en el momento solo pensé en escapar de ahí».

«Actualmente tiene una prohibición de acercamiento y quiero pedir en la justicia que le coloquen la tobillera para evitar que esto se repita. Anteriormente ya había sido detenido por violencia, pero siempre me pedía perdón y terminaba volviendo, me hacía la cabeza con mi bebé y yo volvía. Esta vez lo hago público porque estoy cansada de la manipulación, el hermano de él me pidió que borre la publicación que hice en Facebook, por su trabajo. Nunca preguntó cómo estaba yo, ni preguntaron si mi bebé necesitaba leche o pañales.

La mujer relató también que había tomado la decisión de separarse, pero el agresor le dijo no lo iba a hacer. Por golpes recibido: «estoy escupiendo sangre» dijo la victima y agregó que estaba tomando medicamentos para calmar el dolor.

Romero trabaja en una empresa que presta servicio a una empresa petrolera, tiene un buen sueldo y esta denuncia lo podría dejarlo sin empleo, por eso la preocupación de su hermano a quien le importaba mas la posibilidad de desempleo de su familiar que la salud de su cuñada y sobrino.

«Espero que con esto el reciba ayuda psicológica para evitar que esto se repita, confío en que la justicia actúe rápido porque realmente tengo miedo». finalizo Mariana

El dueño de la casa que alquila la victima, se comunicó con ella y le advirtió que no la va a desalojar pero no quiere que «esa persona violenta» vuelva a vivir ahí.

Comentarios
Compartir