Schiaretti se pone al frente de las negociaciones con el radicalismo para acordar una fórmula

Convocó para la semana que viene a Massa, Urtubey y Pichetto. También invitó a Lavagna, pero si acepta la primaria. Los contactos con Cornejo.

8

Finalmente Juan Schiaretti cumplió los deseos de sus colegas de Alternativa Federal y se puso al frente del armado del peronismo de centro. El cordobés convocó a una cumbre la semana que viene con los precandidatos presidenciales, al mismo tiempo que empezó a tejer lazos con Alfredo Cornejo ante la posibilidad de armar un espacio con el radicalismo.

El reelecto gobernador de Córdoba tomó las riendas del armado y se encargó de llamar a Juan Manuel Urtubey, Sergio Massa y Miguel Pichetto para reeditar la foto del grupo de los cuatro con la que nació el espacio. La reunión será el próximo miércoles, nuevamente en Buenos Aires. Aunque esta vez la mesa podría ampliarse. Schiaretti también llamó a Miguel Lifschitz (con quien selló un acuerdo en Córdoba) para invitarlo y que le transmita la invitación a Roberto Lavagna, con quien tiene una relación tensa.

De todos modos, la presencia del ex ministro no está garantizada. El cordobés le avisó a su par santafesino que uno de los objetivos de la reunión será un compromiso de que el candidato se definirá en las primarias si no hay acuerdo. Fue una forma de hacerle saber que si no acepta ir a las PASO, su presencia en la reunión no tendrá sentido.

El apuro en que el peronismo federal empiece a tomar definiciones tiene que ver con algo que Gustavo Bordet le planteó a Massa. El entrerriano dijo que si no hay avances en las próximas semanas, algunos de sus pares empezarán a cerrar con Cristina. Este viernes, el propio Bordet recibió en su despacho a Agustín Rossi.

El siguiente paso de Schiaretti es convocar a los gobernadores peronistas y aliados para terminar de «ordenar» el espacio como le pedían los propios y también los ajenos. Esto es, los radicales que buscan alternativas ante la caída de la imagen de Mauricio Macri y la negativa del PRO a activar el «Plan V», ya que temen perder contra Cristina Kirchner.

El cordobés ya habló con Cornejo sobre la posibilidad de armar una formula con un peronista de centro y un radical. en la cúpula de la UCR ya no descartan para nada la posibilidad de acordar con el peronismo aunque primero esperan que ese espacio se termine de definir. Esto es, que se ordene y por eso los movimientos de Schiaretti son una jugada espejo a la de Cornejo.

«Estamos para conversar con ustedes una nueva coalición», le hizo saber el mendocino. Aunque le pidió definiciones concretas, especialmente sobre el futuro de Sergio Massa que coquetea con el kirchnerismo. Cornejo planteó que en el hipotético caso de llegar a un acuerdo tendría que ser con el tigrense adentro porque de lo contrario perderían mucho en la provincia de Buenos Aires.

El titular de la UCR se cruzó esta semana con Massa en el evento de AmCham donde sacudió a Cambiemos con sus explosivas declaraciones. También estuvo con Urtubey. Ahí empezaron a dialogar sobre la posibilidad de un acercamiento. Cornejo está muy interesado porque hay municipios de Mendoza en los que Macri mide menos de diez puntos. En Jujuy, Morales dice que está en diez puntos.

Esto no implica que haya un acuerdo avanzado ni mucho menos. Ni tampoco que no existan desconfianzas entre ambos sectores. De hecho, como contó este medio, en la cumbre de los radicales dijeron que «Schiaretti está mas cómodo con un segundo mandato de Macri que con Cristina de presidenta». Sin embargo, en Argentina Federal aseguran que el Gringo no está jugando a la división del peronismo y apuesta a ganar en serio.

La próxima semana esas suspicacias podrían aumentar. Es que Macri viajará el martes a Córdoba a visitar una planta de Fiat y se mostrará con Schiaretti, cuyos planes electorales lo inquietan verdaderamente. En el Gobierno buscan cerrar una reunión para contener al mandatario y tratar de bloquear un armado con Cornejo. «Si armamos una formula encabezada por un peronista y con un radical de vice, Macri se baja», argumentaban en la cena de la cúpula radical en Plaza Mayor.

El propio Schiaretti habló del tema con un ministro de Macri y no descartó la posibilidad de ampliar Cambemos al peronismo federal, como planteó Cornejo. El cordobés le planteó que sería posible sólo si Macri no fuese candidato. Pero en la Rosada lo descartan de plano. La estrategia de Macri es resistir las presiones hasta el cierre de listas.

Comentarios
Compartir