Rusia-Ucrania: Tregua para el corredor humano

5

Las sirenas antiaéreas sonaban este miércoles de modo intermitente en la capital de Ucrania luego de que el Ejército dijera que estaba reforzando defensas en ciudades cercana a Kiev y otras del sur y el este del país amenazadas por fuerzas rusas, en medio de nuevos esfuerzos para evacuar a civiles de zonas urbanas asediadas u ocupadas por Rusia.

Autoridades ucranianas dijeron que Rusia acordó un nuevo alto el fuego de 12 horas a lo largo de varias rutas, o «corredores humanitarios» para evacuar hoy a civiles de ciudades, entre ellas la sureña y portuaria Mariupol, escenario de una de las situaciones más desesperantes desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania, hace 14 días.

Bombardeos rusos han destruido edificios y dejado a Mariupol sin agua, electricidad, calefacción, servicios telefónicos y de cloacas. Autoridades locales dijeron que planeaban empezar a cavar fosas comunes para los muertos, y la Cruz Roja informó hoy que la gente derretía nieve o esperaba que lloviera para poder tomar agua.

Se estima que miles de personas, entre militares y civiles, han muerto en casi dos semanas desde que el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció el comienzo de la invasión con la meta declarada de proteger a ucranianos rusoparlantes del Gobierno de Kiev y de impedir que Ucrania ingrese a la OTAN, como quiere Estados Unidos.

La ONU estima que más de 2 millones de personas huyeron de Ucrania hacia países vecinos. Muchas más se encuentran atrapadas dentro de ciudades bombardeadas o rodeadas por tropas rusas, cuyo avance se ha ralentizado ante una resistencia ucraniana mayor que la que se esperaba.

La ONU dijo que ha podido confirmar 474 civiles muertos y 861 heridos desde que empezó la guerra, aunque dio por descontado que la cifra real es mucho más alta.

Al menos 10 personas murieron este martes en un ataque ruso contra la viviendas y edificios de la ciudad de Severodonetsk, en la provincia de Lugansk, en el este de Ucrania, informó hoy el responsable de la región, Serguii Gaidai, en Telegram, sin dar más detalles.

En la norteña Kiev, la capital, las sirenas antiaéreas sonaban este miércoles una vez tras otra, advirtiendo a la gente que corra a los refugios antibomba por temor a ataques inminentes.

Los bombardeos no tuvieron lugar y la gente recibió otra vez la señal de que ya podía dejar los refugios, pero las constantes alertas tenían en vilo a los residentes de Kiev, que había estado relativamente en calma en los últimos días en medio de fuertes ataques rusos y combates en localidades de su periferia norte.

Un nuevo esfuerzo se hará este miércoles para abrir corredores humanitarios para la evacuación de civiles de las ciudades de Mariupol; Sumy, en el Noreste; Enerhodar, también en el Sur; Izyum, en el Este, y varias localidades de la región de Kiev, como Irpin y Bucha, dijo la vice primera ministra ucraniana Iryna Vereshchuk.

En tanto, el Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas de Ucrania dijo en un comunicado que fuerzas rusas están posicionando equipamiento militar en granjas y entre edificios civiles en la norteña ciudad de Chernigov.

En el sur del país, soldados rusos vestidos de civil estaban avanzando hacia la ciudad de Mikolaiv, un puerto sobre el mar Negro famoso por sus astilleros y donde vive medio millón de personas, agregó el comunicado, informó la agencia de noticias DPA.

El Estado Mayor dijo también que el Ejército estaba reforzando las defensas en ciudades del Norte, Sur y Este, y que las tropas que defienden la región de Kiev estaban «manteniendo sus posiciones» ante la ofensiva rusa.

Persistentes combates frustraron varios intentos previos de evacuar a civiles a través de corredores humanitarios.

Comentarios
Compartir