Pablo Ventura rompió el silencio tras la falsa acusación por el crimen de Gesell

91

Pablo Ventura, el joven que fue falsamente acusado por los diez rugbiers detenidos por el homicidio de Fernando Báez Sosa, rompió el silencio después de haber sido liberado anoche por la Justicia al confirmar que no tuvo vinculaciones con el crimen y que ni siquiera se encontraba en Villa Gesell cuando ocurrió el asesinato. “Extraño mucho a mi mama”, dijo Ventura en dialogo con C5N, donde además remarcó que se encuentra tranquilo. “Ahora ya me siento mejor, estoy más tranquilo”, sostuvo.

Su padre, José María, agregó un dato hasta ahora poco conocido en la causa: que hace años existió un mínimo conflicto entre su hijo y algunos de los diez rugbiers detenidos por el brutal crimen cometido el sábado a la noche a la salida de un boliche en Villa Gesell. “Pablo me dice que tuvo un conflicto muy estúpido hace muchísimos años, no sé por qué le tendrían bronca. No entiendo la saña contra mi hijo”, manifestó.

Al margen de haber quedado liberado, Ventura todavía deberá someterse a las ruedas de reconocimiento que comenzarán mañana y terminarán el martes. “Yo siempre prensé como si fuera el fiscal. Él tenía que estar seguro de que no hay evidencia contra mi hijo”, afirmó José María para remarcar que no tiene enojo alguno con la Justicia por la detención de su hijo.

En las próximas horas el abogado de Ventura, Jorge Santoro, presentará además más evidencia para acreditar que su defendido no estuvo en Villa Gesell al momento del homicidio de Báez Sosa. Es que el joven no sólo estaba en Zárate con su familia sino que además debía salir el lunes hacía Uruguay para pasar sus vacaciones.

“Lo único que le dije a mi hijo cuando salía de la comisaría era que no tenga vergüenza, que toda la sociedad lo estaba apoyando. Que no baje la cabeza cuando saliera”, agregó su padre.

La sospechas por la falsa acusación

En la Justicia sospechan que la decisión de los detenidos de inculpar a Ventura tenía que ver más con una estrategia judicial que con la intención de cobrarse una bronca de larga data.

Comentarios