«No quiero volver a la tele»: Mirtha analiza su retiro tras la muerte de Goldie y su familia está preocupada

22

Mirtha Legrand podría no regresar más a la televisión. Después de muchos «amagues» no cumplidos, la conductora analiza por estas horas retirarse de la escena mediática, al menos hasta fin de año. De acuerdo a lo que pudo confirmar BigBang, la «Chiqui» está desconsolada por la muerte de su hermana gemela, Goldy; lo que se suma al fallecimiento de su hermano mayor, Josecito, quien murió en agosto del año pasado. «Están todos conteniéndola, es uno de los momentos más difíciles de su vida y tiene a toda la familia y amigos pendientes de ella».

Quien puso el tema sobre la mesa fue su hija, Marcela Tinayre. En diálogo con el ciclo Los ángeles de la mañana, la también conductora reconoció que su madre no quiere, por el momento, regresar a la pantalla chica. «Ayer (por el lunes) se lo pregunté. Le dije: ‘Mamá, ¿te gustaría volver al programa’. Me acuerdo cuando hizo el duelo de papá y después el de Daniel, que fueron tres meses. Me dijo: ‘No, por ahora no’. Tiene que recomponerse, como tenemos que recomponernos todos».

La preocupación por la estabilidad emocional de Mirtha comenzó mucho antes del coronavirus. En agosto del año pasado, la noticia de la muerte de Josecito la atravesó por completo. «Nunca la vimos así, estaba absolutamente destruida. Nos preocupa el impacto que esto pueda tener en su salud y en la de Goldie«, advirtieron en su momento fuentes cercanas a la familia a este medio.

El vínculo entre la «Chiqui» y su hermana siempre fue muy estrecho, pero se incrementó tras la muerte de su hermano. Hablaban casi cuatro horas por día, en especial en los últimos tiempos que ambas cumplían con el aislamiento social obligatorio y recibían cero visitas. En efecto, Mirtha lleva más de un mes encerrada, con la única compañía de Elvira, su histórica asistente.

«Josecito estaba internado y tenía 93 años, la misma edad que hoy tiene Mirtha. Nunca se puede estar preparado para la muerte, pero en ese caso ya sabían que podía llegar a ser un desenlace. El fallecimiento de Goldie tomó a todos por sorpresa. No estaba enferma, ni internada. Era una señora mayor, pero se fue a dormir y nunca más despertó. Mirtha no estaba preparada para despedirse y menos por videollamada».

Otra de las personas del círculo íntimo de la diva que habló del impacto de la muerte de Josecito en sus hermanas fue Héctor Vidal Rivas, histórico asistente y amigo personal de la «Chiqui«. «Esto le cayó sin pensarlo, de sorpresa, sin que Goldie estuviera enferma. Creo que Goldie murió de tristeza, porque nunca pudo superar la muerte de José y eso fue muy difícil».

En su momento, ni Goldie, ni Mirtha asistieron al entierro de Josecito en el cementerio de la Chacarita. Aunque en un momento se especuló con que se habían acostado muy tarde -a las cinco de la mañana-, lo cierto es que ambas habrían decidido no exponerse a tan dolorosa ceremonia.

Un año después, Mirtha se encontró sola en la misma situación. Pero con un obstáculo más: el coronavirus. «Mirtha estaba con Elvira en su casa cuando se enteró de lo de Goldie por teléfono. Creo que la llamó Marcela. Hicieron todo lo posible para contenerla. Fue muy dolorosa la videollamada en la que se despidió, pero su médico fue categórico: no podía bajo ninguna circunstancia trasladarse de su departamento porque es una paciente de alto riesgo por su edad».

Toda la familia está ahora detrás del estado anímico de Mirtha. «Esto ha sido muy fuerte y el coronavirus también te quema un poco la cabeza. Eso y perder a un ser tan querido. La simbiosis que había entre estas dos gemelas, por ahí muchos no lo entienden; pero nosotros que lo vivíamos, no te miento, hablaban cinco o seis veces en una hora», sumó su hija.

Muchos creyeron que volver a hacer televisión, aunque sea por videollamada como lo están haciendo otros conductores, podía ser una opción para levantarle el ánimo. Pero por primera vez en décadas, la «Chiqui» se negó. El año pasado, sin ir más lejos, la conductora realizó sus dos ciclos semanales tras la muerte de Josecito. Volvió a la tele justamente para poder llevar el duelo «a su manera», pero se quebró al comienzo de su primer programa.

«No es fácil hacer esto. Pensé que era mejor no estar, pero me conozco. Si yo no venía, iba a tardar mucho en volver y me iba a hacer daño. Acompáñenme por favor, estén de mi lado. Todos los fines de semana, antes de salir al aire, me mandaba un mensaje: ‘Chiquita, buena suerte’. Hoy lo extrañé. No lo olvidemos nunca», aseguró delante de cámara.

Si yo no venía, iba a tardar mucho en volver y me iba a hacer daño. Acompáñenme por favor, estén de mi lado»

Este año, dos días antes del comienzo del aislamiento social obligatorio, la conductora tomó la decisión de delegar la conducción en su nieta Juanita Viale. «Fue una decisión mía. El domingo, de hecho, cuando me despedí, dije que quizás no volvería por dos o tres fines de semana. Es por prevención, una cuestión de salud. Ya suspendieron las clases, cada vez reducen más la actividad de la gente. No creo que sea conveniente que esté en el aire».

Pero la medida preventiva de salud se prolongó y la familia cree que, tal vez, la «Chiqui» ya no regrese a la tele. Desde el canal, se mostraron cautos a la hora de analizar el cuadro de situación. «Más allá de una decisión personal de regresar o no, hay un tema que tiene que ver con la salud. En ese sentido, siempre supimos que no iba a volver hasta que se levantara la cuarentena porque es una paciente de alto riesgo», se anticipan desde El Trece.

Comentarios
Compartir