Nielsen llega a una YPF con el sello de Cristina: tendrá un CEO petrolero elegido por Galuccio

El cambio de gestión redundará en movimientos fuertes durante diciembre en la mesa chica de la firma. La mano derecha de "El Mago", cerca de la designación

26

El futuro de la petrolera con mayoría accionaria del Estado poco a poco comienza a definirse.

Tras la confirmación de Guillermo Nielsen como nuevo presidente de YPF en esta primera etapa de Alberto Fernández al frente del Ejecutivo nacional, ahora el dibujo interno de la compañía se apresta para nuevos cambios en lo referente a su directorio, mientras se ultiman detalles para el nombramiento de un nuevo CEO.

En lo que hace al primer aspecto, fuentes con participación en los movimientos de la petrolera indicaron ante iProfesional que más de la mitad de los directores ya presentaron la renuncia. Y que antes de que concluya diciembre se establecerán entre siete y nueve reemplazos del total de 12 integrantes.

«Falta conocer el detalle de los reemplazantes y que se acepten las renuncias, pero eso es apenas un paso formal. El nuevo directorio quedará conformado antes de que termine el año. Se va un plantel que trabajó muy fuerte en el management y que hizo la mejor gestión posible en el contexto que ofreció la macroeconomía de la Argentina», dijo a este medio una de las voces consultadas.

La misma fuente sostuvo que el grueso del directorio se retira con «cierto malestar» por haber tenido que limitar las posibilidades de inversión a raíz del parate productivo. «Los directores arribaron a una empresa con un endeudamiento alto y se vieron complicados para agrandar el negocio de la petrolera. Sólo a través de la asociación con otras compañías pudieron explotar las áreas asignadas en el reservorio Vaca Muerta. Esos acuerdos le dieron aire a la estatal», se añadió.

Ya en lo referente al CEO que se viene, fuentes muy cercanas al directorio aseguraron a iProfesional que Juan Garoby marcará el rumbo técnico y el transcurrir diario de la petrolera. Resta definir si trabajará de manera asociada a Carlos Alfonsi, un histórico de YPF a quien respalda Matías Kulfas, nuevo ministro de Desarrollo Productivo.

Lo particular es el modo en que se concretará el desembarco de Garoby. El experto es co-fundador de Vista Oil junto a Miguel Galuccio, ex titular de YPF en los tiempos de Cristina Fernández al frente de la Presidencia. Su aparición se da, precisamente, por indicación del mismo Galuccio aunque este último en su rol privado es un competidor directo de la estatal.

Según pudo indagar iProfesional, la decisión de imponer un nuevo CEO para la compañía quedó en poder Cristina Fernández quien, dada la sintonía alcanzada en los tiempos de reestatización de la petrolera, lo primero que intentó fue convocar al mismo Galuccio.

Pero se encontró con la negativa del ejecutivo, quien alegó compromisos irrenunciables para con los socios y accionistas de Vista Oil.

«Cristina le pidió a Galuccio que volviera a tomar las riendas de YPF, eso es concreto. Pero éste le propuso una solución intermedia: un CEO que es directamente la mano derecha del mismo Galuccio. Lo preocupante es que YPF y Vista Oil son competidoras. Debería asumirse este movimiento como un conflicto de intereses», sostuvo la voz cercana  al directorio.

«Garoby es un profesional con enorme conocimiento, pero la realidad es que YPF tiene un plantel de expertos que tranquilamente puede ocupar el cargo. No se justifica ir por alguien externo a la empresa. Y menos por sugerencia de un exdirectivo. Es hasta una falta ética. Pero estamos hablando de cuestiones políticas antes que estrictamente productivas», añadió.

El ejecutivo en cuestión es ingeniero en petróleo egresado del ITBA y considerado un experto en lo que hace a la actividad y desarrollo de los yacimientos en Vaca Muerta. Dado el amplio conocimiento que ostenta Garoby en lo que hace a perforación, Galuccio acercó su nombre en tanto entiende que es el hombre indicado para devolverle potencia productiva a YPF.

«Hay que ver cómo articulará su labor con Alfonsi si es que se establece un trabajo en tándem. Después de todo, Alfonsi es un hombre del riñón de YPF. Pero en tanto sabe manejarse con mucha cintura política, puede que todo derive en una combinación positiva para una empresa que viene sorteando la crisis con caja propia y a fuerza de achicar la inversión», expuso ante iProfesional.

 

Comentarios
Compartir