Malvinas : El impacto económico del Brexit abre una oportunidad para argentina

Si bien los ojos del mundo están puestos en Londres, otras partes del Reino Unido también tendrían que enfrentar durísimas consecuencias, en el caso de un Brexit sin acuerdo, incluidas las Islas Malvinas que se encuentran en disputa con argentina y muy lejos de Londres.

118

A pocas semanas antes del Brexit planeado, las esperanzas de un consenso con el Reino Unido disminuyen, al tiempo que aumenta la probabilidad de un Brexit sin acuerdo o el llamado «Brexit duro».

Si, el 31 de octubre, el Reino Unido abandona la Unión Europea de manera desordenada, eso tendría consecuencias dramáticas para los aproximadamente 20 territorios británicos y exclama en el extranjero.

Islas Malvinas : Ubicado en el Atlántico Sur, a unos 13,000 kilómetros de Gran Bretaña, este archipiélago depende casi por completo de Londres. Como territorio de ultramar, sus ciudadanos no tienen derecho de voto, ni siquiera en el referéndum sobre la salida de la Unión Europea.

En las Islas Malvinas sus 3000 habitantes viven además del asentamiento militar que impone unos miles de soldados dispuestos en las Islas generando movimiento económico y consumo interno, como así también de la cría de ovejas, la venta de lana, cuero y sebo, sino que además principalmente de la pesca. Casi todo el pescado se exporta a España y desde allí a otros países de la UE. Un tercio de los calamares a la venta en España provienen de las Islas Malvinas.
Se cree que el costo para cada una de las dieciséis naves operando actualmente en Las Malvinas podría alcanzar hasta medio millón de libras (unos 650.000 dólares)
Algunos buscan explorar la idea de re-embanderar la flota bajo la bandera de la Unión Europea lo que implicaría un conflicto diplomático entre argentina que mantiene la disputa por las islas con el reino unido y podría trasladar ese conflicto con la unión europea.

Si se produce un Brexit sin acuerdo, los clientes de repente tendrían que pagar del 6 al 18 por ciento del impuesto, lo que hace que los productos sean significativamente más caros y menos competitivos. Es cuestionable si España u otros países de la UE todavía estarían interesados en tales pescados y mariscos lo que causa una enorme preocupación entre los habitantes de las Islas Malvinas quienes sufrirían de inmediato y de lleno el impacto de la imposición de aranceles y ese contexto permite abrir una nueva puerta al dialogo con argentina impulsado por los propios isleños.

Si las Islas Malvinas fueran parte de Argentina, podrían obtener un mejor acceso al mercado de la UE.

Porque la asociación empresarial sudamericana Mercosur ha negociado un acuerdo de libre comercio con la UE, que debería entrar en vigor en los próximos años.

Por otro lado desde Londres bajo un Brexit duro se revisaría el costo que implica mantener el despliegue y bases militares en las Islas Malvinas con lo cual seria otro estimulo para abrir el dialogo con argentina sobre un futuro reconocimiento de soberanía a favor del histórico reclamo.

Comentarios