Macri le prometió obras a Schiaretti y evitó chocar por la coparticipación

49
Macri fue recibido por Schiaretti y Mestre

El Presidente evitó referirse a los reclamos de los intendentes cordobeses de Cambiemos por los fondos.

Mauricio Macri prometió obras a manos llenas en la provincia de Córdoba junto con el gobernador peronista Juan Schiaretti, y respaldó al intendente radical Ramón Mestre en su lucha con el gremio de los municipales por la creación de un Ente de Servicios y Obras Públicas.

El presidente cumplió en la Casa de Gobierno de Córdoba la primera reunión de gabinete nacional en el interior del país. Eligió la provincia donde obtuvo sus victorias más resonantes en las elecciones de 2015. Así, Macri se convirtió en el primer presidente en once años que visita la Casa de Gobierno de Córdoba (y el primero en el nuevo edificio bautizado por la gente como El Panal).

Por la mañana había participado en Villa Cura Brochero, una localidad del oeste cordobés, de la misa en homenaje al sacerdote José Gabriel del Rosario Brochero, conocido como el Cura Gaucho, al cumplirse 102 años de su fallecimiento. Brochero será santificado por el Papa Francisco, probablemente en marzo.

Macri aprovechó para mimetizarse con Brochero diciendo que seguía su ejemplo de estar “cerca de la gente”. También pareció arrebatarles a los radicales la figura del sacerdote, un ícono cordobés, al afirmar que es un ejemplo de que “se puede”. “Es el ejemplo de la Argentina que queremos”, agregó. El cura trabajó en Traslasierra entre fines del siglo 19 y comienzos del 20, y fue uno de los impulsores de la integración de la región con el resto de la Provincia. Brochero estuvo muy vinculado al radicalismo provincial, pese a que inicialmente tuvo contactos con la dirigencia del Partido Demócrata. Hipólito Yrigoyen lo convirtió al radicalismo y, ya anciano y enfermo colaboró en la campaña de la primera fórmula de la UCR provincial, la de los clericales Julián Amenábar Peralta y Jesús Vaca Narvaja, que perdió frente a la de los liberales demócratas: Ramón Cárcano-Félix Garzón Maceda.

De acuerdo con el relato de Schiaretti en conferencia de prensa, Macri vino a Córdoba a “romper el cepo institucional” que pesaba sobre la provincia en los años de kirchnerismo.

El gobernador también dijo que el Presidente prometió realizar en Córdoba obras viales, de saneamiento, de agua potable, gasoductos y viviendas.

Macri, a su turno, elogió a los gobernadores peronistas (el anterior, José Manuel de la Sota, y el actual, Schiaretti), afirmando que Córdoba “es una provincia de las que mejor se ha administrado en los últimos años”.

También apoyó a Mestre al sostener que “la ciudad de Córdoba necesita ingresar en un proceso de modernización” y que “el gremio tiene que colaborar”.

Ambos mandatarios eludieron opinar de los temas más polémicos, como la coparticipación nacional y la armonización de la Caja de Jubilaciones.

Tampoco, del reclamo de los intendentes cordobeses por la falta de recursos provinciales.

En la noche del lunes, en una reunión realizada en un hotel, los intendentes de la UCR y del PRO le pidieron al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que el gobierno nacional los ayude en el reclamo a la Provincia por los fondos que, aseguran, se les están negando.

Frigerio escuchó a los intendentes del Ente de la Unión Cívica Radical y del Comupro (Comunidad de Municipios PRO), las organizaciones de jefes locales que anoche aparecieron unidas aunque se miran con recelo. El Ente radical es presidido por el capitalino Ramón Mestre, mientras que el Comupro tiene como titular al jesusmariense Gabriel Frizza, un ex radical y ex juecista que desembocó en el macrismo. Para los radicales, la formación del ente paralelo, el del macrismo, fue un desafío a la autoridad provincial que quiere ejercer Mestre.

Los intendentes afirman que así como la Provincia recibió de la Nación en enero unos 450 millones de pesos porque dejó de retenerle el 15 por ciento de la coparticipación que tenía como destino el Anses, a los municipios y las comunas cordobeses no llegó nada. El gobierno de Schiaretti se defiende argumentando que una ley aprobada en 2012 obliga a dirigir ese dinero a cubrir el déficit de la Caja de Jubilaciones provincial.

Frigerio les contestó que el gobierno nacional va a acompañar el reclamo a la Provincia, aunque aclaró, para suavizar, que lo hará respetando la autonomía de Córdoba.

Fuente: LPO.

Comentarios
Compartir