Los más de 400 millones que Bertone le debe a Rio Grande ausentes en el debate por el presupuesto 2020.

Este miércoles dio inicio el debate del proyecto de Presupuesto 2020, casualmente los ediles que dicen defender a los vecinos de Rio Grande no mencionaron la descomunal deuda que mantiene la gobernadora Bertone con el municipio local. Esto es posible únicamente por la complicidad de concejales como Maria Eugenia Dure que comparten el mismo espacio político de la gobernadora pero no así la defensa de los vecinos de Rio Grande.

213

Del encuentro en la sala de comisiones participaron los actuales ediles, como así también los concejales electos, y parte del equipo de transición del intendente electo Martín Pérez.

El encuentro fue presidido por la titular de la Comisión de Presupuesto, concejal María Eugenia Duré, y del cual también participaron el Presidente de la institución Alejandro Nogar, y los concejales Paulino Rossi, Raúl von der Thusen, y Miriam Mora.

Cabe resaltar que así como ocurrió en la campaña, también en términos institucionales los socios políticos de la gobernadora Rosana Bertone eligieron olvidar la abultada deuda que mantiene el gobierno provincial con los vecinos de la ciudad de Rio Grande, con lo cual no parecen mostrarse para nada escandalizados ya que la misma llega al 10% del presupuesto 2019 y supera los 400 millones de pesos.

El silencio casi doctrinario de quienes integran el Frente de Todos en Tierra del Fuego alcanza niveles escandalosos, que animan a dirigentes a olvidar el pasado mágicamente, negar el ajuste y hacer desaparecer de la agenda de debate los fondos que legítimamente le corresponden a los vecinos de la ciudad de Rio Grande.

En principio hay que tener en claro la magnitud de la deuda que el gobierno de Bertone mantiene con el municipio de Rio Grande que a estas alturas según fuentes oficiales superarían los 400 millones de pesos, entre coparticipación, fideicomiso e impuestos.

 

Esos más de 400 millones equivalen al 10% del presupuesto 2019, para poner un ejemplo claro se podrían pagar más de 2 meses de sueldos de los empleados municipales solo con lo que el gobierno le adeuda al municipio de Rio Grande.

 

Entre otras cosas, el gobierno provincial no remite la documentación necesaria para que el municipio logre cobrar los 60 millones que aporto en su momento desde las arcas propias para culminar la obra de la planta potabilizadora de agua de la ciudad.  Esta irregularidad se sostiene desde hace un año y medio. En ese momento esa cifra representaba 2.5 millones de dólares que actualmente representarían el equivalente a 150 millones de pesos.

Esa magnitud de deuda que no ingresa a las arcas del municipio afecta la cadena de pagos con proveedores locales y lógicamente termina por generar un déficit difícil de corregir.

Lamentablemente desde el gobierno provincial eligieron no hablar del tema y seguir sosteniendo la deuda con el municipio de Río Grande, pero lo mas grave aun es que los socios políticos de Bertone en la ciudad mantengan una rigurosa obediencia incluso en contra de los intereses de sus vecinos, perjudicando claramente a la ciudad con una actitud de silencio que a estas alturas ya es escandaloso.

Comentarios