Johnson le advirtió a Macron que no es momento de negociaciones de paz en Ucrania

13

El primer ministro británico, Boris Johnson, advirtió este domingo al presidente francés, Emmanuel Macron, que cualquier intento de hallar una solución negociada a la guerra entre Ucrania y Rusia en estos momentos solo causará más problemas al mundo.

Johnson y Macron se reunieron a solas al margen de una cumbre del G7 que comenzó este domingo en Alemania en momentos en que los avances militares rusos en Ucrania y el impacto económico del conflicto ponen a prueba a las potencias.

Tanto Johnson como Macron apoyan decididamente a Ucrania y le han entregado armas para que resista la invasión, pero mientras que el presidente francés es favorable a negociaciones de paz entre Kiev y Moscú, el premier británico se opone.

La diferencia es extremadamente sensible en momentos en que el aumento del precio de la energía y los alimentos provocado por la guerra empieza golpear duro los bolsillos de millones de personas en todo el mundo y a pasar factura a gobernantes.

Rusia ha dicho que la continuidad de la entrega de armas a Ucrania de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) y de la adopción de sanciones económicas en su contra no cambiarán el curso del conflicto y solo agravarán la crisis económica mundial.

El Kremlin ha llamado a Ucrania a «aceptar la realidad» de que está perdiendo la guerra y a negociar.

En la cumbre en Alemania, Estados Unidos y el Reino Unido buscan mostrar que no hay divisiones entre las potencias respecto a que la guerra debe continuar porque parar ahora, cuando Rusia tiene amplia ventaja militar, mejorará su posición negociadora.

El Gobierno británico hizo una declaración después de la reunión Johnson-Macron destacando precisamente este punto de la discusión.

«El primer ministro subrayó (a Macron) que cualquier intento de arreglar el conflicto ahora solo causará más inestabilidad y le dará a Putin el derecho de manipular los países soberanos y los mercados internacionales para siempre», dijo un vocero de Johnson.

Los dos dirigentes acordaron que «se trataba de un momento crítico para la evolución del conflicto y que era posible cambiar el rumbo de la guerra», agregó, informó la agencia de noticias AFP.

Johnson y Macron acordaron también «reforzar» el apoyo militar a Kiev, según la misma fuente.

Johnson afirmó el sábado que Occidente debía mantener «discusiones muy, muy francas» en la cumbre del G7 y la de la OTAN sobre las implicaciones de la guerra y las sanciones para la inflación, con el fin de «proteger la unidad» mostrada hasta ahora.

«Siendo realistas, va a haber un cierto cansancio entre la población y las clases políticas», dijo en una entrevista con los medios de comunicación británicos.

Fue el segundo comentario de este tipo en pocos días, luego de que este mes llamara a evitar una «fatiga» respecto de la guerra en Ucrania y a seguir comprometidos con detener el avance de Rusia.

Comentarios
Compartir