Intendentes quieren que Kicillof haga un cambio de gabinete «urgente» y rechazan el nombramiento de Aníbal y Domínguez

Un grupo de alcaldes peronistas pretende que "se deje de nombrar perdedores" en el gobierno nacional y también piden a Kicillof un cambio de gabinete.

18

Un grupo de intendentes peronistas, que incluye a algunos peso pesados del Conurbano, entró este sábado en estado deliberativo, muy molestos con los nombramientos en el gabinete nacional de Aníbal Fernández y Julián Domínguez.

«Si quieren que volvamos a ganar tienen que dejar de nombrar en el gabinete nacional a todos los que pierden», fue la síntesis del ánimo que crece entre los intendentes, que se sienten ignorados en las decisiones centrales de un gobierno que según su mirada ha puesto en riesgo el control político de sus territorios.

Varios de ellos estuvieron reunidos este miércoles en La Plata con Axel Kicillof y algunos de sus ministros. Como reveló LPO en exclusiva, el encuentro duró más de tres horas y hubo fuertes reclamos por el atraso en obras en sus municipios, una de las causas a las que atribuyen la derrota electoral.

Si quieren que volvamos a ganar tienen que dejar de nombrar en el gabinete nacional a todos los que pierden.

Este grupo le está exigiendo a Kicillof que realice cambios en su gabinete de manera «urgente». Los intendentes llegaron a la reunión de La Plata con el aval que les brindaba haber amortiguado la derrota y le exigieron a Kicillof mayor celeridad en la tramitación de subsidios y la obra pública. También hubo cuestionamientos hacia el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco.

Durante el encuentro se acordó conformar una mesa de acción política que tendrá fuerte incidencia de los intendentes. La idea es que esa mesa pueda agilizar subsidios y obra pública. «No queremos un trámite nos demore meses», dijeron desde el entorno de los jefes municipales. La idea es que esa mesa sea un nexo entre el Ejecutivo y los intendentes de cara a la elección de noviembre.

La reunión de Kicillof con los intendentes en el Salón Dorado de la Gobernación.

Kicillof y los intendentes siempre tuvieron una relación difícil. No hubo en la conformación del gabinete ningún lugar importante para los alcaldes. La discusión por los fondos que la Casa Rosada enviaba para el manejo de la pandemia fue una larga negociación en la que siempre terminaron perdiendo.

Pese a que esos fondos del gobierno nacional no eran reembolsables, el Gobernador los repartió con una cláusula de devolución que se negocia en cada presupuesto.

La buena elección de los intendentes del sur del Conurbano en un contexto de derrota a nivel provincial los puso en un lugar de poder. En la Tercera, el Frente de Todos se impuso con ventaja de 10 puntos. En el resto de las siete secciones perdió. Incluso en la Primera (norte del Conurbano) donde se esperaba recuperar una banca para el Senado bonaerense.

Ahora, algunos incluso plantean empezar a marcar distancia con las decisiones más polémicas del gobierno nacional.

Fuente: Lapoliticaonline.com

Comentarios
Compartir