Inédito: restó de chef argentino Mauro colagreco recibe tres estrellas Michelin

No solo es el primer chef argentino en obtener estrellas, sino que Mauro Colagreco es el primer extranjero en los 120 años de la historia de la Guía Michelin en Francia en obtener las tres ⭐️⭐️⭐️

52

EL MENÚ, «LA EXPERIENCIA DE UN VIAJE SENSORIAL», CUESTA 260 EUROS – Se trata de Mauro Colagreco, quien ayer recibió la distinción para su local «Mirazur», ubicado en el sureste de Francia. «Esto es algo que no se espera. Es una gran sorpresa», dijo a Ámbito Financiero.

Tocó el cielo con las manos. El chef Mauro Colagreco llegó ayer a la cima de la gastronomía al obtener la tercera estrella Michelin para su restaurante “Mirazur”, en el sureste de Francia. Es el primer argentino en lograrlo y el único extranjero que alcanza ese nivel de menciones en el país europeo. Su restaurante, en el puerto mediterráneo de Menton, es el tercero del mundo según la lista británica “50 Best” y ahora logró la excelencia para “la biblia de la gastronomía”.

Sobrepasado por la alegría, Colagreco le contó a Ámbito Financiero sus primeras impresiones luego de la distinción. “Esto es algo que no se espera. Fue una gran sorpresa, una alegría. Sentí mucha emoción, muchos sentimientos extraños. Creo que todavía no caímos en la realidad sobre lo que representa tener esta estrella Michelin”, sostuvo el chef argentino, quien reconoció que no existe -justamente- una receta para lograr algo así: “No hay algo puntual. Es fruto del trabajo, de una carrera. De que tratamos cada día de hacerlo mejor. Es una alegría representar al país de esta forma”.

En “Mirazur” no hay menú fijo. Según explicó Colagreco, al cliente se le da una carta donde sólo figuran la cantidad de pasos y el precio. Se le consultan sus gustos o si tiene alergias y, con esa información, se definen los platos. “La manera de servir es natural porque el lugar donde estamos se presta a eso. El trabajo es día a día. Tratando de mejorar siempre y el resultado es esta recompensa”, detalló Colagreco. Según figura en la página web de “Mirazur”, un menú que ofrece “la experiencia de un viaje sensorial, sin fronteras, para descubrir las esencias vegetales, terrestres y marinas de nuestro universo” cuesta 260 euros. Sobre la repercusión que la distinción puede tener en sus otros proyectos, señaló: “Obviamente esto va a impulsarlos, toda mediatización ayuda. Puede generar más confianza en la gente que consume en Carne (sus locales de hamburguesa en Argentina) y en otros restaurantes en el mundo”. Recluido en un rincón paradisíaco, “Mirazur” atrae paladares exigentes. Y también, aunque en menos medida, a personalidades famosas. “Uno de los últimos que vino, que fue una alegría, fue Bono (líder de U2). Le servimos el menú del día. Cada cliente que viene es tan importante como el otro”.

Colagreco forjó su propio estilo inspirado en sus raíces ítaloargentinas y a base de trabajar con los mejores en Francia, principal escuela del mundo. Entre sus maestros se destacan Bernard Loiseau, Alain Passard y uno de los chefs más influyentes, Alain Ducasse, con quien se formó en el Plaza Atenea de París. En la Argentina estudió en la escuela del “Gato” Dumas. Pero el chef platense, de 42 años, también cita entre sus mentores a su abuela italiana, quien le preparaba unos ravioles con espinacas, ricota y sesos de ternera. “Yo soy un cocinero argentino, con raíces italianas y con un restaurante en Francia. No es cocina argentina, ni italiana, ni francesa, sino mediterránea, muy personal, con influencia de algunos productos de América Latina”, dijo en una entrevista en 2015.

Su aventura al frente del “Mirazur” comenzó en 2006, cuando reabrió esa mansión contemporánea suspendida entre cielo y mar a la salida de Menton, muy cerca de Italia. En menos de un año obtuvo su primera estrella Michelin, que ya era un hito para un chef argentino. Su ubicación en la Costa Azul le permite confeccionar sus menús a partir de lo que ofrece el mar y la montaña, aunque reivindica el papel preponderante de las verduras y frutas que cultiva en su huerto. Entre sus especialidades se destacan las ostras con tapioca, crema de chalotes y pera; la crema de azafrán con espuma de almendra y sorbete de naranja, y el risotto de quinoa con champiñones frescos y crema de parmesano.

Comentarios
Compartir