Fin para eternos sindicalistas: tras 18 años Caló perdió la conducción de la UOM

14

Luego de 18 años, el principal garante del congelamiento salarial y los despidos en la industria fueguina Antonio Caló perdió la conducción de la UOM.

El “gordo” de la UOM fue el garante de un acuerdo que condenó a los trabajadores de la industria fueguina al congelamiento salarial, despidos, cierre de fábricas, retiro voluntario, y demás, propuesto por los empresarios de AFARTE y por el Gobierno nacional de Mauricio Macri, que termino con 9600 puestos de trabajo perdidos en Tierra del Fuego.

Su sucesor será el referente de la UOM Zárate Campana por la Lista Verde, Abel Furlán, quien cosechó apoyos de seccionales de peso tras una interna en el sindicato. El dirigente, que está al frente de esa seccional desde el año 2008, también fue diputado nacional entre 2015 y 2019.

El garante del congelamiento salarial y los despidos en la industria fueguina apoya a Bertone

Tras una serie de reuniones, Caló bajó su lista de la competencia y no integrará el nuevo secretariado del gremio. Esta disputa interna y un recambio que marca el movimiento de andamio para los tradicionales barones sindicales no escapa a la interna que vive el Frente de Todos en el Gobierno.

De estos encuentros formó parte el titular de la seccional de San Nicolás y diputado provincial por el oficialismo, Naldo Brunelli, quien permanecerá como segundo en la nueva conformación sindical, seguido en tercer lugar por Osvaldo Lobato, de San Martín.

Así quedó la nueva conducción gremial de la UOM nacional - Foto: gentileza de Juan Morena.

Es que Caló, quien fuera también secretario General de la Confederación General del Trabajo (CGT), es uno de los dirigentes gremiales cercanos al presidente de la Nación, Alberto Fernández.

Además de formar parte del Consejo Económico y Social que este formó, haberlo apoyado públicamente y calificado como un “excelente presidente” y apostar a la idea de una reelección, también emitió algunas críticas a la vicepresidenta, Cristina Kirchner.

En tanto, el nuevo comandante de la UOM, que fuera oficializado en la jornada de hoy, está ligado directamente al diputado nacional Máximo Kirchner, que tiene notorias y públicas diferencias con el presidente Fernández.

Según las primeras versiones, la revuelta contra Caló por parte del sector kirchnerista comenzó con la denuncia de que firmó paritarias a la baja, lo que provocó malestar en las bases y la demanda de un cambio.

Vale mencionar que la UOM es el principal sindicato industrial de la Argentina y en la última negociación paritaria selló un 45% de aumento en tres tramos, con compromiso de revisión en noviembre próximo.

Con el apoyo de seccionales clave como Avellaneda, San Martín o San Miguel, cuyos secretarios generales fueron parte de los espacios que plantaron rebeldía ante Caló, Furlán se consolidó como el nuevo conductor.

 

 

Comentarios
Compartir