Evo Morales llegó a la Argentina y será un «refugiado político»: «No nos ha pedido custodia»

El canciller confirmó la llegada del derrocado presidente. "Se siente más cómodo en la Argentina que en México", aseguró.

41

Evo Morales arribó a la Argentina luego de un mes como asilado político en México, luego del golpe de Estado en Bolivia y tras ser presionado por las fuerzas armadas y policiales de su país a renunciar al cargo en el que se autoproclamó presidenta Jeanine Áñez semanas atrás. El canciller Felipe Solá aseguró que será un “refugiado político”, y que hasta el momento no solicitó custodia. “Está muy agradecido, se siente más cómodo acá que en México”, sostuvo.

El ex presidente boliviano arribó al país en las últimas horas proveniente de Cuba, adonde viajó desde México días atrás. Morales tiene previsto quedarse en el país por tiempo indeterminado, y su arribo obedece al ofrecimiento formal que le hizo el presidente Alberto Fernández antes de asumir, en noviembre pasado, luego del golpe de Estado en su país.

Semanas atrás ya habían viajado hacia Buenos Aires los hijos del ex presidente de Bolivia, quienes fueron recibidos por Fernández. El canciller dijo en declaraciones a TN que Morales arribó al país con asilo político, aunque confirmó que en el transcurso de la mañana solicitará ser considerado un refugiado.

“No sabemos dónde va a ser su residencia, no nos ha pedido custodia, lo va a tener que comunicar. Un refugiado es alguien que tiene temores fundados, por raza, religión u opiniones políticas, que necesitan protección y no pueden regresar a su país”, explicó Solá, quien además sostuvo que Morales “está muy agradecido”, y reiteró que la Argentina no reconocerá a Áñez como presidenta de Bolivia: “Es un gobierno de facto”.

Hasta ahora, Morales había pasado sus días fuera de Bolivia en México, aunque la semana pasada viajó a Cuba. El expresidente boliviano contó con el respaldo del mexicano Andrés Manuel López Obrador: durante su estadía en la Ciudad de México, Morales residió en una vivienda oficial y contó con custodia, tanto para él como para sus allegados, entre quienes se encuentra el vicepresidente Álvaro García Linera.

“Acaba de llegar, viene para quedarse”, confirmó Solá este jueves. Su estadía será por tiempo indeterminado. Los trámites para adquirir la condición de refugiado están en manos del Ministerio del Interior, a cargo de Eduardo “Wado” de Pedro.

 

Comentarios