Estiman que los ahorristas perdieron $1000 millones por la nueva norma de Kicillof

25

Es porque el gobierno dispuso valuar los títulos públicos al tipo de cambio oficial en lugar del valor del “contado con liqui”

La disposición de hoy de la Comisión Nacional de Valores(CNV), que obliga a los fondos comunes de inversión a valuar los títulos en moneda extranjera al tipo de cambio oficial, habría provocado pérdidas contables a inversores y ahorristas por unos 1000 millones de pesos, de acuerdo a fuentes del mercado consultadas por LPO.

La resolución general 646 de la CNV fuerza a los FCI a valuar contablemente sus bonos dolarizados al «tipo de cambio comprador del Banco de la Nación Argentina aplicable a las transferencias financieras», que hoy está cerca de los 9,40 pesos, pero el mercado asignaba a esos activos un valor 48 por ciento más alto.

La medida provocó un masivo desprendimiento de títulos públicos que deprimió el precio de los bonos y con ello la cotización del “contado con liqui” y el dólar MEP, aunque no del blue, que cerró en torno a los $15,95, en lo que fue la jornada más negativa de los últimos tiempos, con el Merval cerrando abajo del 6% por el descenso del petróleo y del real en Brasil.

El CCL es el tipo de cambio implícito que surge de comprar en pesos activos domésticos (bonos en dólares, por ejemplo) en la plaza local y liquidarlos contra el depósito de divisas en una cuenta en el exterior, mientras que para MEP la operatoria se completa en la plaza doméstica. El CCL y el dólar MEP, tipos de cambio que son referencia para el dólar paralelo, cayeron hoy a la zona de 13 pesos, desde 14, al conocerse la resolución, pero rebotaron luego a 13,20.

«La decisión de la CNV afecta mucho a las carteras de los FCI porque tienen que valuar los bonos en dólares al tipo de cambio oficial, cuando el mercado dice otra cosa totalmente diferente», señaló un operador bursátil de esta ciudad. Es que los FCI valuaban esos bonos al tipo de cambio CCL.

Los títulos públicos más afectados fueron el bono BONAR X que cayó 7,69 por ciento a 1.317 pesos por cada lámina de 100 dólares, el BONAR 2024, que perdió 8,26 por ciento a 1.286 pesos, el GLOBAL 17, que cedió 6,19 por ciento a 1.365 pesos y el BODEN 2015, que cayó 6,40 por ciento a 1.360 pesos, en la Bolsa de Comercio porteña.

«El volumen operado en bonos llego a los 3.176 millones de pesos, el más alto de los últimos doce meses», precisó Eduardo Fernández, de Rava Sociedad de Bolsa.

Lo cierto es que la influencia del FCI sobre el total de las transacciones diarias es enorme, ya que gran parte de los bancos operan por medio de estos fondos. “Son los armadores del mercado”, explicó Marcelo Trovatto, de Pronóstico Bursátil.

Esto a su vez tuvo un “daño colateral” sobre los inversores minoristas, que vieron desintegrarse el valor de sus activos de un plumazo y se sumaron a las ventas masivas.

Lo cierto es que con esta medida la ganancia contable que venían acumulando los bancos y que surgía de la diferencia de cotización de los títulos públicos durante el último año se verá recortada, en principio, en los 1000 millones de pesos mencionados anteriormente.

“Con esto intentan bajar el contado con liquidación y tendería a reducirse el valor del paralelo, pero es difícil en un contexto externo como el que hay hoy”, reflexionó Trovatto.

«Si el objetivo es frenar el dólar paralelo, será difícil que una resolución de este tipo lo logre, porque hay muchas personas que invirtieron en FCI y que ahora retirarán pesos para cubrirse en el mercado paralelo, es decir aumentarán la presión sobre el ‘blue'», agregó una fuente del mercado.

En ese sentido, el título que más se derrumbó fue el Discount en dólares bajo ley argentina, con un 9,7%.

Por otro lado, las ventas masivas motivaron un alto volumen de negocio para los bonos, como en el caso del Bonar 2024, que transó $744 millones, o el Bonar X, que negoció 1.400 millones de pesos.

Comentarios
Compartir