Escenario de guerra en Brasil: Hospitales colapsados y pico de muertes por avance del COVID-19

Algunos estados adoptaron medidas extremas. San Pablo, por ejemplo, fijó un toque de queda desde las 20 hasta las 5 de la mañana del día siguiente y suspendió todas las competencias deportivas.

56

Brasil es el actual epicentro de la pandemia del COVID-19. Por segundo jornada consecutiva registró más de 2.200 muertes diarias, mientras los hospitales están al límite. Algunos estados adoptaron medidas extremas, propias de un escenario de guerra. San Pablo, por ejemplo, fijó un toque de queda desde las 20 hasta las 5 de la mañana del día siguiente y suspendió todas las competencias deportivas. Pese al agravamiento de la situación sanitaria, el presidente Jair Bolsonaro criticó estas medidas porque afectan la economía.

En este año de pandemia, Brasil ha registrado 272.000 víctimas mortales y unos 11,2 millones de contagios en el país.

De acuerdo con el más reciente balance del Ministerio de Salud, Brasil registró ayer 2.233 fallecimientos por el virus, apenas 53 menos que el miércoles, cuando fueron notificados 2.286 óbitos por el COVID-19. Así las cosas, el promedio de muertes en la última semana subió este jueves a las 1.703 diarias, una cifra nunca antes vista en Brasil.

En cuanto a los contagios, fueron registrados 75.412 nuevos casos, con lo que el total de infectados en el país subió a los 11.277.717

Con las cifras de ayer, la tasa de letalidad por COVID-19 se mantuvo estable en el 2,4% de la población, la de mortalidad subió a 129,9 óbitos por cada 100.000 habitantes y la de incidencia se ubicó en 5.366,6 contagiados también por cada 100.000 habitantes.

Los elevados promedios en los últimos días ratifican a Brasil como la segunda nación con mayor número de óbitos por coronavirus en el mundo, tan solo superada por Estados Unidos, y como el tercera en cantidad de contagios, por detrás de Estados Unidos e India.

Brasil sufre actualmente una nueva ola de la pandemia, más virulenta y letal, en parte provocada por la circulación de nuevas cepas del virus, entre las cuales la variante que tuvo origen en la Amazonía.

Hospitales al límite

El país está al borde de un colapso sanitario. Las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) están por agotarse, hay demora en la vacunación por la falta de inmunizantes y las medidas para contener el virus no son suficientes.

Las unidades de cuidados intensivos para pacientes de COVID-19 han alcanzado niveles de ocupación críticos por encima del 90% en 15 de 27 capitales estatales, según el centro biomédico Fiocruz.

En Porto Alegre, ya no hay unidades de cuidados intensivos libres y la ocupación de camas también llegó al 100% en otras dos capitales de estados, reportó Fiocruz.

En regiones como Mato Grosso y Santa Catarina el sistema ya colapsó y en otras, como San Pablo, los días están contados. En Río de Janeiro, los pedidos un cupo en una UCI aumentaron 90% en dos semanas, por lo que las autoridades aumentaron por una semana más las restricciones generales, pero flexibilizaron algunas actividades como las ventas en las playas cariocas.

Según el presidente del foro nacional de gobernadores, Wellington Dias, unas 40.000 personas están a la espera de un cupo en una UCI en Brasil y el sistema de salud brasileño está experimentando un “colapso nacional”, al abogar por mayores medidas restrictivas para el país en el Senado.

Ayuda económica.
En este marco, el Congreso autorizó al gobierno a reanudar la ayuda de emergencia a los más pobres, por el equivalente de unos 8.000 millones de dólares. La medida fue incluida en un proyecto de enmienda constitucional que crea mecanismos de contención del gasto público y que ahora deberá ser sancionado por el presidente Bolsonaro.

Toque de queda.
El estado de San Pablo anunció ayer jueves la imposición de un toque de queda nocturno y la suspensión de torneos deportivos.

Esas medidas, que regirán del 15 al 30 de marzo, se inscriben en la Fase de Emergencia anunciada por el gobernador paulista, Joao Doria.

Esa fase es más estricta que la Fase Roja, en vigor desde el fin de semana pasado, e incluye la imposición de un toque de queda entre las 20.00 y las 05.00 y la prohibición del uso de parques y playas.

Las oficinas, de organismos públicos y privados, deberán trabajar a distancia. Las clases no se prohibieron, pero las autoridades pidieron reducirlas al mínimo imprescindible.

La suspensión de actividades deportivas afecta al Paulistao, que lleva disputadas tres de las 12 jornadas de la fase de grupos. Los entrenamientos, sin embargo, serán permitidos.

El Paulistao ya fue suspendido el año pasado entre marzo y julio. El torneo nacional (Brasileirao), que concluyó el mes pasado, tuvo que atrasar su inicio de mayo a agosto de 2020.

El presidente Bolsonaro renovó ayer jueves sus ataques a gobernadores y alcaldes que adoptan restricciones a las actividades económicas para contener la pandemia. “El efecto colateral del combate al virus está siendo más dañino que el propio remedio, y cerrar todo no es remedio”, dijo Bolsonaro.

Santiago, cuarentena los fines de semana

La región Metropolitana, a la que pertenece Santiago de Chile, quedará lo que resta de marzo bajo cuarentena parcial, con confinamiento domiciliario obligatorio los fines de semana por el aumento de casos de coronavirus.

La imposición de esta medida comenzará a regir desde mañana sábado en la región más poblada de Chile y afectará a más de 7 millones de habitantes en Santiago, de los 19 millones que tiene el país.

El anuncio coincide con la jornada con más contagios a nivel nacional desde el pasado 21 de junio, cuando Chile comenzaba a recuperarse del máximo histórico durante la pandemia.

Chile ha superado los 5.000 contagios diarios y varias veces el centenar de víctimas por COVID-19, alcanzando un total de 873.512 casos y 21.362 fallecidos en un año de pandemia. “Estamos ante un momento que requiere el compromiso de todos”, dijo la subsecretaria de Prevención del Delito, Katherine Martorell.

Argentina restringe los ingresos

Argentina restringió los vuelos con varios países de la región -Brasil, Chile, Ecuador, Colombia, Perú, Ecuador- además de México, Panamá, Estados Unidos y Europa.

En la antesala de la segunda ola, el presidente Alberto Fernández extenderá el aislamiento social, preventivo y obligatorio en todo el país, informo ayer el diario La Nación.

Así, la Casa Rosada descartó, al menos por el momento, cerrar las fronteras, pedido que había hecho en los últimos días el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

La recomendación es reducir un 30% los vuelos con Chile, Colombia, Ecuador, Panamá y Perú. Mientras que, desde Brasil, México y Europa, la restricción será de un 20%. El flujo de gente que viaja a Estados Unidos se reduciría un 10%.

Se suspenderá el ingreso de turistas provenientes de países limítrofes. Para salir e ingresar al país, los argentinos y residentes deberán presentar un test de PCR negativo y tendrán que realizar una cuarentena obligatoria de siete días. Para pisar suelo argentino, los viajeros deberán contar con un “servicio de salud del viajero Covid” para la cobertura médica y decir los lugares en donde estuvieron los últimos 14 días previos al reingreso al país.

Por la suspensión de vuelos con Uruguay, se autorizará el ingreso de argentinos y residentes por el puerto de Buenos Aires, en la terminal Buquebus. También podrán entrar los extranjeros no residentes parientes directos de ciudadanos argentinos y extranjeros residentes, y que ingresen transitoriamente por razones de necesidad, y no requiera visado.

 

Comentarios