El vacunado joven que forma parte de la consultora del “Chuequito” Mazzón y la ex gobernadora fueguina Rosana Bertone

104

Pablo Salinas, desconocido al lado de otros nombres del listado de vacunados VIP, a diferencia de muchos de ellos tiene alrededor de 30 años. Las conexiones de Mazzón y Bertone con el “peronismo porteño”.

Se tomaron todo el fin de semana, con sospecha de criterio selectivo, pero finalmente el Gobierno dio a conocer el listado de vacunados VIP en el Hospital Posadas, como si en el Ministerio de Salud no se hubiera sumado ninguno de ellos. Entre los nombres más resonantes aparecen los de la familia Duhalde (Eduardo, Hilda “Chiche” y sus hijos), Daniel Scioli, Carlos Zannini, Lisandro Bonelli (sobrino de Ginés González García) y la familia Aldrey Iglesias, entre otros.

Sin embargo, uno de los nombres menos resonantes constituye cierta gravedad y síntoma de cómo se maneja el poder hoy por su edad. Se trata de Pablo Salinas, que tiene alrededor de 30 años, y forma parte del staff político de Mauricio “El Chuequito” Mazzón, hijo de Juan Carlos “El Chueco”, histórico operador del Partido Justicialista (PJ), ya fallecido. Mazzón es dueño de la consultora Equipos de Gestión Económica y Social (EGES), además aliado político De Diego Bossio, ex titular de la ANSES y luego diputado nacional.

Salinas formó parte de la Secretaría de Inversiones de Tierra del Fuego cuando Rosana Bertone fue gobernadora (2015-2019), como parte del equipo de Mazzón. Esa secretaría funcionaba como una agencia de empleos para los empleados de EGES, con sueldos que en ese entonces llegaban a superar los 3.000 dólares. El modus operandi de esa área fue denunciado por Minuto de Cierre en distintas notas, entre ellas la siguiente: https://www.minutodecierre.com/nota/2018-11-17-20-36-0-sueldos-de-75-000-empleados-del-chuequito-mazzon-y-amigos-del-poder-la-secretaria-de-inversiones-de-bertone

En la actualidad, Salinas trabaja en el Ministerio de Economía, justamente la cartera donde su titular, Martín Guzmán, también aparece entre los vacunados VIP a pesar de no llegar a los 40 años. También está Sergio Chodos, un sub 50 que es representante argentino ante el FMI y fue clave en la renegociación de la deuda externa cerrada el año pasado. Y Melina Mallamace, una joven que es jefa de Gabinete de Guzmán.

El caso de Salinas, agravado por su edad, denota el entramado de vínculos y negocios de la ex gobernadora fueguina con lo que el kirchnerismo llama despreciativamente “el peronismo porteño”. Un conglomerado de perdedores de elecciones (Bertone perdió la última en primera vuelta con Gustavo Melella) que busca espacios secundarios de poder y negocios. Que, por esas vueltas de la política argentina, se encontró con uno de sus miembros más encumbrados como presidente de la Nación, y ahora accede a ministerios, secretarías, organismos y cargos clave.

La relación de Bertone con el “peronismo porteño” es tan buena, que cada tanto algún funcionario importante de la Casa Rosada la recibe y se saca una foto con ella, difusión posterior incluida. Aunque sólo sea diputada nacional y ni siquiera esté en carrera para ser candidata a gobernadora en el 2023.

Fuente: minutodecierre.com

Comentarios
Compartir