El presidente Alberto Fernández vetó la norma que protegía las regalías de las provincias

A partir de este cambio del Ejecutivo nacional, las retenciones seguirán recortando las regalías petroleras de las provincias. La OFEPHI planteará nuevamente el tema en la reunión prevista para el viernes 27 con Energía, pero la decisión parece inamovible. Desde el gobierno alegan que había una doble imposición y por ello, había mayor presión para subir los combustibles.

50

Durante el tratamiento de la ley de emergencia económica se había introducido a último momento un cambio en el artículo 52, en lo atinente al límite del 8% para retenciones a la exportación de hidrocarburos. Por esa precaución adicional, se estipulaba que dicho derecho de exportación “en ningún caso podrá disminuir el valor Boca de Pozo para el cálculo y pago de regalías a las provincias productoras”.

Sin embargo, en la tarde del lunes 23 se publicó en el Boletín Oficial el veto parcial sobre ese agregado, por lo que quedó sin efecto aquella protección, que buscaba evitar que las provincias siguieran sufriendo el recorte sobre sus ingresos.

¿Cómo impactan las retenciones?

Si un barril de petróleo tiene un precio de 60 dólares en el mercado internacional, las retenciones aplicadas al momento de ser exportado significan un 8% menos, es decir que se restan 4,80 dólares, por lo que el precio final es de 55,20 dólares. Luego, al aplicarse las regalías sobre ese valor final, con un porcentaje del 12%, significaría que a la provincia le quedan 6,62 dólares por cada barril exportado, con el añadido de que ese precio se termina tomando como referencia también para el mercado interno. Es decir, la baja del precio es para toda la producción, ya sea que se exporte o se venda al mercado interno.

Por otro lado, si la regalía se aplicaría sobre los 60 dólares, como proponía la norma vetada, a la provincia productora le quedarían 7,20 dólares por cada barril. La diferencia, por cada barril, es de 58 centavos de dólar, equivalente al 8% menos sobre el precio inicial.

Esa merma es la que llevó a calcular que en Chubut ingresaron 1.400 millones de pesos menos, entre enero y octubre último, de lo que hubiera correspondido sin la vigencia del sistema de retenciones, según estimaron fuentes cercanas a la OFEPHI.

Por su parte, las operadoras celebraron la decisión, ya que de lo contrario hubieran debido retomar el camino judicial que ya plantearon años atrás y que concluyó con una sentencia a su favor, en la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Fue en el año 2013, cuando el máximo tribunal nacional dijo las regalías debían liquidarse sobre el valor final del petróleo, es decir una vez aplicada las retenciones.

“Se eliminó la doble imposición a las empresas, ya que podía acarrear un conflicto judicial y podía hacer que las empresas trasladaran el sobrecosto a las refinerías –explicó una fuente del gobierno a diario La Nación-. Esto hubiera generado una presión mayor sobre el precio de los combustibles en surtidor”.

Comentarios