El Pixel 4 de Google tendrá un sensor de movimiento y se podrá controlar por gestos

9

El Pixel 4, la apuesta de Google para hacerle frente al iPhone, será presentado en octubre pero el gigante de la tecnología ya empezó a adelantar algunas de las novedades.

En las últimas horas Google publicó un video en el que revela que su teléfono insignia tendrá un novedoso sistema de control por gestos, posible gracias a un sensor de movimiento, similar a un radar, que estará ubicado en la parte superior de la pantalla. Además, contará con un preciso reconocimiento facial.

Las dos nuevas funciones de Pixel promovidas por Google fueron consideradas como un«próximo paso» en la visión de la empresa para el futuro de las interfases en estos dispositivos.

Google explicó que la tecnología clave se centraría en su radar de detección de movimiento llamado «Soli», que trabaja junto con un algoritmo para detectar «pequeños movimientos alrededor del teléfono».

«Pixel 4 será el primer dispositivo con Soli, impulsando nuestras nuevas funciones de detección de movimiento para que se puedan omitir canciones, posponer alarmas y silenciar llamadas telefónicas, simplemente agitando la mano», dijo el gerente de producto de Pixel, Brandon Barbello, en un comunicado.

«Estas capacidades son solo el comienzo, y así como los Pixels mejoran con el tiempo, el sensor de movimiento también evolucionará«, agregó.

El equipo de tecnología avanzada y proyectos de Google ha trabajado en Soli -un radar de envío de movimiento- durante los últimos cinco años, según Barbello.

Además de reconocer los gestos hechos con las manos, Soli activará los sensores de reconocimiento facial cuando se levante un Pixel 4 para permitir que el dispositivo se desbloquee automáticamente para su propietario.

Este sensor también permitirá a los usuarios realizar acciones sin tener que tocar el smartphone: en principio se podrá silenciar llamadas o saltar canciones, pero las capacidades mejorarán con el tiempo.

Soli también trabaja en el sistema de reconocimiento facial para desbloquear el dispositivo. En concreto, y como explican desde Google, lo que hace es activar «proactivamente» los sensores de reconocimiento facial y, si estos sensores y el algoritmo que los acompaña identifican al usuario, desbloquea el Pixel 4 «en un solo movimiento».

La información que recopila Soli se procesa en el propio dispositivo y «nunca se guarda o comparte con otros servicios de Google», de forma similar a la gestión que se realiza de los sensores de reconocimiento facial. Para garantizar la seguridad, Google emplea el chip Titan M para proteger la información a nivel de hardware.

PortalTIC / AFP

Comentarios
Compartir