El Perro Santillán: «La Presidenta avala la impunidad que tiene Milagro Sala»

79

El histórico dirigente sindical de Jujuy Carlos «Perro» Santillánadvirtió hoy que el «aval» de la presidenta Cristina Fernández «a la organización mafiosa que lidera Milagro Sala» en la provincia «es lo último que hubiera esperado» y los pone «a todos en peligro».

«No nos encontramos los jujeños con la posibilidad de decir que estamos viviendo en un Estado de Derecho, justo cuando la Presidenta avala la impunidad que todos saben en Jujuy tiene Milagro Sala», sostuvo el dirigente.

Ayer, la Presidenta respaldó a Sala, jefa de la organización política Tupac Amaru, en el marco de las acusaciones por el crimen de Ariel Velázquez, el militante radical que murió el miércoles tras recibir, el 8 de agosto pasado, un tiro por la espalda.

«Nunca me hubiese esperado lo que pasó ayer, que salga la Presidenta a bancar a una organización mafiosa como la de Milagro Sala. Que salga la Presidenta a hablar así nos pone en peligro a todos los jujeños. Seguramente vamos a tener consecuencias nosotros», lamentó Santillán.

En diálogo con radio Mitre, el dirigente, reconocido por su lucha en pos de reivindicaciones sociales en la década del noventa, remarcó que hacía «responsable a la Presidenta de lo que pueda pasar». «Esto es tierra de nadie. Hay un gobierno paralelo. Sala recibe 14 millones de pesos del gobierno nacional, es una gestora de planes sociales para jóvenes, sin aportes, con sueldos miserables, y se manejan como si fuera un ejército, disciplinado a ella», dijo.

Consultado sobre el gobernador de Jujuy, Eduardo Fellner, contestó que «no existe.El verdadero poder es el paralelo, el de Sala. Es de no creer lo que pasa en Jujuy y lo que tenemos que vivir».

Ayer, la Presidenta dijo que, según la certificación del juzgado electoral, Velázquez «no era militante radical» sino «afiliado al Partido Soberanía Popular» que también lidera Sala.

​Velázquez fue baleado por la espalda un día antes de las PASO, cuando ingresaba en su casa del barrio Juan Pablo II de la ciudad de San Pedro en Jujuy, 60 kilómetros al sur de San Salvador, luego de realizar tareas proselitistas.

Comentarios
Compartir