El hijo de Valeria Mazza, recibió una medalla en los juegos olímpicos de invierno

35

El esquiador argentino Tiziano Gravier concluyó séptimo en la prueba de Super-G en los III Juegos Olímpicos de la Juventud de Invierno de Lausana, Suiza, y obtuvo un diploma olímpico. Gravier, de 17 años, hizo un tiempo de 55s07/100 y logró de esta manera el mejor resultado histórico para la Argentina en una prueba individual en Juegos de Invierno.

El otro argentino en esa competencia del esquí alpino, disputada en Les Diablerets, Bautista Alarcón, tuvo una caída previo al inicio de la competencia, debió correr con esquíes prestados y con una rodilla dolorida. Tras esos inconvenientes Alarcón finalizó la prueba 32°, con un tiempo de 57s90/100.

El primer puesto se lo llevó el sueco Adam Hofstedt, con 54s56/100; segundo fue el esloveno Rok Aznoh, con 54s62/100; tercero el suizo Luc Roduit, con 54s76/100. En la misma prueba del sector femenina las argentinas Esperanza Pereyra Iraola y Sofía Saint Antonin culminaron 35° y 38°, respectivamente.

Las mujeres, que están haciendo sus primeras experiencias en torneos internacionales, cumplieron con un rendimiento esperado, en una pista inyectada. Pereyra Iraola marcó un registro de 1m00s.85/100, mientras que Saint Antonin cronometró 1m01s.32/100. La ganadora fue la suiza Amelie Klopfenstein, con 56s27/100; seguida por la francesa Caitlin McFarlane, con 56s.35/100; y la israelí Noa Szollos, con 56s.36/100.

 

Comentarios