El Coronavirus ya impacta en la economía argentina: los sectores más perjudicados por el brote de la enfermedad

24

La pandemia hace sentir todo su peso sobre una economía doméstica que no encuentra la brújula. Si bien en China sigue estando su epicentro, los efectos negativos del coronavirus se extienden a paso redoblado sobre los proveedores del gigante asiático y Argentina, integrante de ese pelotón, ya empezó a sufrir las consecuencias de este problema sanitario, por ahora sin control.

En ese sentido, diversas fuentes del segmento agroexportador consultadas por iProfesional confirmaron que la exportación de carne a la potencia oriental sufrió un desplome en el primer bimestre del año.

Al mismo tiempo, aumenta la incertidumbre respecto de qué ocurrirá con las miles de toneladas de trigo que, dada la decisión brasileña de privilegiar la compra de cereal estadounidense, los productores locales pensaban colocar en Asia durante la primera mitad de 2020.

En el ámbito industrial, en tanto, la preocupación está vinculada con la demora que viene evidenciando el ingreso de insumos tales como telas, químicos e incluso autopartes, que son fundamentales para completar procesos industriales. «No es que de repente se paralizó el ingreso de componentes y materias primas, pero sí estamos viendo que se alargaron los tiempos y esto complica a las empresas», reconoció ante este medio una voz cercana a la Unión Industrial Argentina (UIA).

A esta sucesión de problemas hay que sumarle uno más: la depreciación que ya comenzaron a mostrar los precios de commodities y de insumos que son clave para el funcionamiento de la economía China, un tema vital para la Argentina porque estos productos son los que generan más dólares.

«El escenario, tal como está, obliga a buscar mercados alternativos para los productos que más exporta la Argentina. Pero el problema es que ningún otro destino potencial paga tanto como China. Rusia, por ejemplo, podría ser una alternativa para los frigoríficos que despachan carne. Sin embargo, la realidad es que este país no está dispuesto a desembolsar lo mismo que ponen los asiáticos», comentó a iProfesional una fuente con llegada a la cámara del comercio de la carne CICCRA.

Los cortes de carne vacuna conforman el rubro que mejor evidencia cómo la pandemia de coronavirus pega en la economía doméstica. Miguel Ponce, director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior del Siglo XXI, expuso que las compras desde China se desmoronaron en esta primera parte del año. Y que la falta de señales de avance en lo que hace a un eventual control del virus complica el horizonte de ventas a mediano plazo.

Comentarios
Compartir