El Consejo de Seguridad de la ONU pidió a Irán y EEUU reducir las tensiones en el Golfo Pérsico

El organismo internacional llamó a las partes implicadas y a los países de Medio Oriente a tomar medidas "para reducir la tensión". Además, condenó los recientes ataques contra petroleros en el estrecho de Ormuz, los cuales, según Washington, fueron dirigidos por Teherán

8

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pidieron este lunes al régimen de Irán y a Estados Unidos que se contengan y que reduzcan la escalada de tensión que estalló entre ambos países tras el derribo de un drone estadounidense el 20 de junio e incidentes con buques petroleros en el estrecho de Ormuz.

«Los miembros del Consejo de Seguridad urgen a las partes implicadas y a todos los países de la región (del golfo Pérsico) que ejerciten la máxima contención y que tomen medidas y acciones para reducir la tensión», señala un comunicado leído tras una reunión del organismo a puerta cerrada, celebrada a petición de Estados Unidos.

Asimismo, en la declaración unánime redactada por Kuwait, el Consejo condenó los recientes ataques contra buques cisterna en el estrecho de Ormuz, los que calificó de amenaza al suministro mundial de petróleo y a la paz y seguridad internacional.

Arabia Saudita y Estados Unidos responsabilizaron de este ataque el régimen persa. En esa línea, el ministro de Asuntos Exteriores saudita, Adel al-Jubeir, advirtió este lunes que Teherán «pagará el precio» si continúa con «sus políticas agresivas».

«Hoy Irán está bajo severas sanciones económicas (…) Si continúa con sus políticas agresivas, tendrá que pagar el precio», indicó durante una entrevista al diario francés Le Monde.

La más resonante llegó este lunes luego de que Estados Unidos anunciara sanciones contra el líder supremo iraní, el ayatollah Ali Khamenei. La medida, en tanto, también está dirigida a ocho comandantes de la Guardia Revolucionaria persa, que meses atrás fue incluida por Washington en su lista de grupos terroristas.

«Continuaremos incrementando la presión sobre Teherán (…) Las sanciones contenidas en este decreto evitarán que el líder supremo, su equipo y otras personas que están estrechamente relacionadas con él tengan acceso a recursos financieros esenciales. Los activos del ayatolá Alí Jamenei y su equipo no se salvarán de las sanciones», señaló Donald Trump, mientras firmaba la orden ejecutiva en el Despacho Oval, y asegurando que estas sanciones podrían durar «años».

El Tesoro estadounidense anunció por su lado el bloqueo de «miles de millones» más de activos iraníes, así como la incorporación esta semana a su lista negra del ministro de Exteriores, Mohamed Javad Zarif.

La tensión entre Washington y Teherán, sin relaciones diplomáticas desde 1980, se intensificó el jueves tras la destrucción de un avión no tripulado estadounidense por un misil iraní en el Golfo y por los ataques a dos tanqueros de propiedad japonesa y noruega en el Estrecho de Ormuz.

En medio de este clima de tensión, Estados Unidos, Reino Unido, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos exhortaron a «soluciones diplomáticas» para reducir la espiral con Irán. Aliado de Teherán, Rusia calificó de «ilegales» las sanciones prometidas por Trump.

Pese al llamado del Consejo de Seguridad, el régimen de Irán profundizó este lunes las tensiones, luego de que el embajador persa Majid Takht-Ravanchi rechazara la posibilidad de un diálogo con Washington.

«Nadie puede aceptar un diálogo con alguien que te está amenazando con más sanciones», indicó Ravanchi.

Comentarios
Compartir