El Ballotage como instrumento de consolidación democrática en Ushuaia

29

En la ciudad de Ushuaia los convencionales se aprestan a discutir en la recta final de la reforma a la carta orgánica la inclusión de la figura del Ballotage o segunda vuelta electoral; su inclusión configura una institución electoral paradigmática del derecho electoral y constitucional francés, de donde procede su denominación.

Es un valioso mecanismo presente en muchos sistemas electorales del mundo que consiste en realizar una segunda elección limitada a los candidatos que más votos obtuvieron en la primera elección -habitualmente los dos primeros-, en caso de que ningún candidato haya obtenido un mínimo de votos preestablecido en la primera vuelta electoral.

Entre las finalidades del mecanismo se encuentra la intención de dotar al candidato ganador de una mayor representatividad y legitimidad, tendiente a fortalecer el sistema de partidos políticos.

Adicionalmente este instrumento electoral permite que los partidos políticos puedan construir alianzas e incorporar nuevos elementos al proyecto de gestión original enriqueciendo y diversificando el contenido de la gestión.

Claramente existe una gran diferencia en materia de legitimidad entre un candidato que resulta ganador con apenas un 20% de los votos y el mismo candidato que luego de un proceso de ballotage resulta ganador con mas del 50% de los votos válidos.

La fortaleza que otorga el instrumento electoral del ballotage al sistema democrático y el sistema de partidos políticos es indudable. Posiblemente sea la mejor herramienta para resolver la gran fragmentación existente en la actualidad.

La constitución provincial fueguina en su artículo 203° establece que, “La elección de Gobernador y Vicegobernador se efectuará por fórmula completa, por el voto directo del Pueblo de la Provincia constituida ésta en un solo distrito electoral, y por mayoría absoluta de sufragios. Si ninguna de las fórmulas obtiene esa mayoría se realizará dentro de los quince días una segunda elección entre las dos fórmulas más votadas en la primera, quedando consagrada la que obtenga mayor número de sufragios.”

Comentarios
Compartir