Eduardo Barcesat analiza la Cuestión Malvinas en la UNTDF

11

Dando apertura al segundo año de abordaje académico de la Cuestión Malvinas planteada por los combatientes de la provincia a la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, el prestigioso abogado y constitucionalista Eduardo Barcesat realizará este viernes en Río Grande, una enriquecedora charla abierta y pública que permitirá elevar el nivel de análisis y el debate sobre la CUESTIÓN MALVINAS a partir de los hechos diplomáticos sucedidos posterior a la Guerra y sus derivaciones: ACUERDOS DE MADRID I y II, sus consecuencias prácticas en la década de los 90 y en años posteriores, ACUERDO FORADORI DUNCAN y sus efectos ejecutivos. Y en ese contexto, el proyecto de Ley que la Gobernadora Rosana Bertone elevó al Congreso de la Nación en febrero del corriente año.
PROGRAMA
Día: viernes 17 de mayo

10:30 Hs.: REUNIÓN con la Dra. Mariel Borruto, Jueza Federal de Río Grande, para conocer el estado de la causa contra las petroleras británicas que realizan exploración y propensión dentro de la plataforma continental argentina con permiso del gobierno colonial británico que usurpa Malvinas y otras relativas a la misma Cuestión.

16.30 a 19:00 Hs.: CHARLA en la sede Río Grande de la UNTDF – Thorne 302 – Aula 10

FUNDAMENTOS
Con mayor o menor asiduidad y permanencia en la continuidad de la tarea comprometida a través de los centros de ex combatientes de Ushuaia y Río Grande, como de la Fundación Malvinas; un grupo de combatientes de Malvinas de Tierra del Fuego conformados por los veteranos de Guerra, Conrado Zamora, Daniel Arias, Walter Batista, Juan Vera, Roma Alancay, Sergio Marroco, Bernardo Ferreiro, Horacio Chávez y Daniel Guzmán; nos propusimos en 2016 visibilizar y denunciar el avance británico en el Atlántico Sur, como resultado de las políticas de concesión de soberanía que el gobierno del presidente Mauricio Macri ha producido al reforzar los ACUERDOS DE MADRID que en los años 1989 y 1990, el gobierno del ex presidente Carlos Menem firmó en secreto con el Reino Unido de Gran Bretaña; dando cierre formal a las hostilidades que se establecieron el 2 de abril de 1982, como consecuencia de la recuperación armada que el gobierno de facto del General Leopoldo Fortunato Galtieri llevó adelante, con la idea de forzar a una negociación diplomática y de esa manera obtener la recuperación definitiva de las Islas Malvinas.

Como se sabe la estrategia de las Fuerzas Armada no funcionó, ya que la posesión solo pudo ser mantenida durante 74 días, y a cuyo término, más allá de los actos de arrojo, valentía y entrega de los soldados, oficiales y suboficiales de las tres armas, frente a la desigualdad numérica y armamento de las tropas inglesas, la “aventura militar” como la calificó el Informe Rattenbach; dejó como saldo 649 soldados argentinos muertos y un indiscutible retroceso en materia de relaciones diplomáticas sobre las cuales habían venido trabajando los gobiernos democráticos anteriores.

Menem lo hizo y Macri lo mejoró Ni Galtieri, ni su sucesor en la dictadura Reynaldo Bignone, ni Raúl Alfonsín -primer presidente electo en el año 1983 luego de los 6 largos años de gobiernos militares-, habían tomado la iniciativa de reestablecer relaciones diplomáticas con el Reino Unido después de la guerra. Fue la cancillería argentina de Carlos Menem, comandada por Domingo Felipe Cavallo, quien en octubre de 1989 y en marzo de 1990, firmaron las condiciones propuestas por el Reino Unido con el fin de restablecer el vínculo comercial y financiero. Y en específico; dejando el control militar en un basto sector del Atlántico Sur a Gran Bretaña, como también el manejo exclusivo del recurso pesquero entorno al archipiélago malvinero, habilitando los permisos para realizar exploración hidrocarburífera en el sector, sin que se retomara el proceso de dialogo por la soberanía de las Islas Malvinas en los términos de la Resolución 2065/XX de las Naciones Unidas.

La firma del ACUERDO FORADORI DUNCAN del 13 de septiembre de 2016, al que arribó la cancillería del Presidente Macri con su par británica de la Primer Ministra Theresa May, sumado a la falta absoluta de autorización por parte del Congreso, como de compromiso por parte de la Gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone; para oponerse al nuevo avance en materia de entrega de soberanía al Reino Unido que el gobierno Nacional habilitó con relación a lo que argentina conceptualiza como la “Cuestión Malvinas”; nos impulsó como Combatientes a recurrir a la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, para comprometer a la casa de altos estudios de la Provincia, como también para elevar el nivel de trabajo que se venía realizando y de esa manera jerarquizar el análisis y el debate propuesto respecto lo que a todas luces significa la consolidación y ampliación en la posición colonial Británica, al ejecutarse el plan establecido en este último ACUERDO, de “adoptar las medidas apropiadas para remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos”, conforme quedó establecido en el CAPITULO ATLANTICO SUR del mismo.

El encuadre planteado por los combatientes a la UNTDF en 2017 y que aún se mantiene a través de la Secretaría de Extensión Universitaria, es el de analizar la “Cuestión Malvinas” desde 1960 hasta nuestros días. Desde el reconocimiento de Naciones Unidas en cuanto a que en Malvinas existe la figura de una estado colonial sin derecho a la libre determinación de sus ocupantes (Resolución 2065/XX), a hoy; en que nos encontramos frente a la entrega del patrimonio soberano nacional de manera ilegal e ilegítima a través de pactos y acuerdos que no han tenido tratamiento ni aval parlamentario, pero que son los imperante en el orden internacional no solo porque constituyen en los instrumentos presentados ante los organismos internacionales, sino porque los poderes de la democracia no lo han denunciado, rechazado o desconocido.

TEMARIO
De manera más ajustada aún, en esta primera charla de 2019, lo invitamos a participar de una enriquecedora exposición que nos permita elevar el nivel de análisis y el debate sobre la «Cuestión Malvinas» a partir de los hechos diplomáticos sucedidos posterior a la Guerra y sus derivaciones: ACUERDOS DE MADRID I y II, sus consecuencias prácticas en la década de los 90 y en años posteriores, ACUERDO FORADORI DUNCAN y sus efectos ejecutivos. Y en ese contexto, el proyecto de Ley que la Gobernadora Rosana Bertone elevó al Congreso de la Nación en febrero del corriente año, solicitándole al Parlamento que todo “instrumento jurídico internacional que establezca derechos y obligaciones, sin importar su denominación particular, cuyo objeto y fin involucre directa o indirectamente a las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes deberá contar con la aprobación del Congreso de la Nación de conformidad con el artículo 75 inciso 22 de la Constitución Nacional”, conforme versa en su Art. 1°.

Respecto a esto último; aspiramos a poseer del Dr. Barcesat un análisis sobre la constitucionalidad del Proyecto y su efectividad en el caso de convertirse en Ley. También sobre las posibilidades de ser enriquecido, con el objeto que el mismo pudiera incorporar en su articulado la derogación, denuncia o rechazo de los todos los ACUERDOS y de todas aquellas negociaciones contrarias a la Constitución y a las Leyes de la Nación, posteriores a la Guerra de 1982.

Comentarios
Compartir